El Barcelona estrena el año con un pinchazo en Cornellá tras un derbi intenso (0-0)

Guillermo Domínguez

Los culés gozaron de menos ocasiones que en otros partidos. Messi y Suárez se estrellaron contra los palos. Mucha intensidad por parte de los pericos.

Guillermo Domínguez | 2016-01-02

Después de cerrar el año 2015 con un repóquer de títulos y una goleada sobre el Betis que le sirvió para mantenerse líder de la Liga, el FC Barcelona ha comenzado el nuevo año con un tropiezo (0-0) en Cornellá-El Prat ante el Espanyol, tras un derbi intenso y con cierta bronca en algunas fases.

El equipo de Luis Enrique tuvo más y mejores ocasiones, pero le faltó acierto ante la portería rival. Así, Messi y Luis Suárez se estrellaron contra los palos, mientras que Neymar, uno de los jugadores más activos esta tarde, lo intentó con un remate de media chilena atrapado por Pau López. El equipo blanquiazul, en el cuarto partido de Constantin Galca en el banquillo, ha demostrado así cómo se puede frenar al poderoso Barça, en el primero de los tres duelos entre ambos equipos en poco más de diez días, pues pericos y culés volverán a medirse la próxima semana y la siguiente en los octavos de final de la Copa del Rey, con el partido ida el Día de Reyes en el Camp Nou.

Luis Enrique, que a partir de la próxima semana podrá disponer de Arda Turan y Aleix Vidal una vez cumplida la sanción de la FIFA, alineó a su equipo de gala en Cornellá, mientras que Galca, que ya se midió al Barça como futbolista del Espanyol pero que esta tarde ha vivido su primer derbi catalán como técnico, no pudo contar con Víctor Sánchez y Cañas por lesión. Y los suyos, que venían de perder contra el Sevilla en el Sánchez Pizjuán (2-0), salieron muy enchufados sobre el césped, presionando muy arriba a un Barça que tenía bastantes dificultades para salir con la pelota jugada. Burgui, Caicedo y Marco Asensio eran argumentos de peso para tratar de poner en jaque al líder.

Lo pasaba mal el equipo de Luis Enrique, que jugó con poca convicción. Ni Messi ni Iniesta estaban cómodos, y fueron Neymar y Luis Suárez quienes trataron de llevar la voz cantante en el ataque azulgrana en la primera parte. Jordi Alba tuvo una clara oportunidad al comienzo (m.8), pero dudó entre rematar o controlar la pelota, tras un preciso centro de Luis Suárez hacia el segundo palo, y acabó echándola fuera.

Poco a poco se fue endureciendo el partido -como se encargaron de demostrar Álvaro y Mascherano con un rifirrafe en el área visitante- y el árbitro González González (el mismo árbitro del Real Madrid-Real Sociedad el pasado miércoles, en un partido marcado por la señalización de dos penaltis inexistentes) empezó a sacar las tarjetas después de habérselas guardado durante muchos minutos. La respuesta local llegó antes de la media hora, y un saque de esquina lanzado por Marco Asensio a punto estuvo de suponer el 1-0, aunque Piqué sacó bajo palos tras el error de Bravo a la hora de interceptar el balón (m.26).

Sin embargo, la ocasión más clara de la primera parte fue para el Barça, con un lanzamiento de falta de Messi que se estrelló en la cruceta (m.36). El argentino no estaba a gusto en el campo, pero se encargó de recordar que también puede crear mucho peligro a balón parado.

Tras una primera parte en la que primó la intensidad y el fútbol brilló por su ausencia, el Barcelona dio un paso adelante en los primeros minutos de la reanudación y gozó de tres oportunidades claras en los primeros diez minutos. En la primera Neymar no acertó ante la portería de Pau y en la segunda Messi se encontró con un defensa en su intento de marcar el primer gol. Sin embargo, la ocasión más clara fue de Luis Suárez, en el 55'. El uruguayo firmó una jugada magnífica, dribló a Pau y disparó al palo prácticamente a puerta vacía.

La entrada de Gerard Moreno al campo, en sustitución de Burgui, le dio bríos renovados a un Espanyol animoso, que trató de sorprender con la velocidad de Marco Asensio a la contra, aunque el resto de compañeros no supo acompañar al jugador cedido por el Real Madrid. El cuadro perico ya no estaba tan fresco, pero al menos supo aguantar las embestidas de un Barça al que también le faltó tino. Hasta el final del partido la mejor ocasión fue de Neymar, en un acrobático remate, de media chilena, más estético que efectivo, bien interceptado por Pau (m.76).

Luis Enrique, que sólo introdujo un cambio -Sergi Roberto por Rakitic-, acabaría viendo cómo el Barça se iba a quedar sin la victoria y el Espanyol acabó celebrando el punto logrado ante su eterno rival por todo lo alto, demostrando de paso cómo se puede frenar a los culés con el doble enfrentamiento de octavos de la Copa a la vuelta de la esquina.

Ficha técnica

RCD Espanyol, 0: Pau; Javi López, Álvaro, Enzo Roco, Víctor Álvarez; Diop, Joan Jordán (Abraham, m.79), Burgui (Gerard Moreno, m.59), Hernán Pérez; Marco Asensio y Caicedo
FC Barcelona, 0: Bravo; Dani Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Busquets, Iniesta, Rakitic (Sergi Roberto, m.71); Messi, Luis Suárez y Neymar

Árbitro: González González (Comité de Castilla-León). Mostró cartulina amarilla a Álvaro (m.22), Javi López (m.31), Jordán (m.42), Víctor Álvarez (m.61) y Diop (m.89), del Espanyol; y a Mascherano (m.22), Neymar (m.86) y Piqué -éste una vez finalizado el partido-, del Barcelona
Incidencias: Partido de la decimoctava jornada de la Liga BBVA disputado en el RCDE Stadium de Cornellá-El Prat ante 28.975 espectadores. En el palco se encontraba Chen Yansheng, futuro máximo accionista del Espanyol