Los caprichos del presidente de Mauritania: detiene la final de Copa... ¡porque se aburre!

Decidió parar el partido con el 1-1 en el marcador en el minuto 63 e ir directamente a penaltis.

Libertad Digital | 2015-12-01

Despotismo ilustrado a la máxima potencia. El presidente de Mauritania ha demostrado que hace lo que quiere, como quiere y cuando le da la gana. Se disputaba la final de la Supercopa mauritana entre los equipos de FC Tevragh Zeina y ACS Ksar y corría el minuto 63. 1-1 en el marcador. 27 minutos para el final del partido... pero al presidente de la república de Mauritania, Mohamed Ould Abdel Aziz, que presidía el encuentro, y ante la posibilidad de que se tuviese que ir a la prórroga, el sopor le superó y lo tuvo claro. Ni corto ni perezoso dio la orden de parar el partido y que se decidiese el ganador... en los penaltis.

Miles de mensajes de queja llegaron a la federación de fútbol de Mauritania pidiendo explicaciones a los que no pudieron responder por el comportamiento del máximo mandatario. Decisión personal del mandamás.

El FC Tevragh Zeina acabó levantando la Supercopa después de ganar en la tanda de penaltis.