Feijóo augura un "gran conflicto" entre CCAA tras las generales por la financiación

Con la reforma constitucional de nuevo sobre la mesa, Feijóo avisa de que no aceptarán ventajas para unas y no para otras.

LD/Agencias | 2015-08-11

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, vaticinó este martes que, si no se llega a un acuerdo sobre financiación autonómica, "en la próxima legislatura nos espera un gran conflicto entre comunidades", porque ninguna aceptará que se le den cosas a una y no a ella.

Feijóo hizo esta advertencia en una entrevista en Rne recogida por Servimedia, en relación a las supuesta intención del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de reabrir la negociación sobre un nuevo sistema de financiación el próximo mes de septiembre, el mes de las elecciones catalanas.

El presidente de la Xunta señaló que negociar un nuevo sistema sería simplemente "dar cumplimiento a la palabra dada" por el propio Gobierno, y recordó que el anterior sistema fue "pactado" bilateralmente por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y la Generalidad de Cataluña, que a su vez derogó otro acordado por todas las comunidades.

Feijóo justificó la espera para reabrir el tema indicando que hasta ahora había poco dinero que repartir, ya que el Gobierno central necesitaba reducir el déficit. Ahora, no obstante, las comunidades siguen debiendo mucho dinero y "hay que buscar un sistema para no seguir endeudándonos y para para pagar la deuda que tenemos", según resaltó.

Añadió que hará falta "un acuerdo muy importante", porque "si no lo tenemos, en la próxima legislatura nos espera un gran conflicto entre comunidades autónomas". Rechazó que a ninguna se le den más competencias que a otra, que se condone la deuda de nadie y que se hagan "acuerdos bilaterales a espaldas de otras comunidades autónomas".

También insistió en que tiene que ser un sistema "que no financie a los territorios, sino a personas", por lo que "si viene más gente a vivir aquí", el sistema tiene que tenerlo en cuenta (reclamó así la variable de aumento de población), y, si la mitad del dinero se va a financiar la salud, así debe hacerse el reparto. Por lo que a Galicia respecta, defendió que su estado es "muy solvente", gracias al aumento de la recaudación, y "más que los que se dicen naciones pero no gestionan el día a día", dejó caer en obvia referencia a Cataluña.