Cierre de filas en Podemos contra IU y "su" plataforma Ahora en Común

Míriam Muro

La nueva plataforma ha sembrado los nervios en Podemos por lo que han decidido cargar contra ella.

Míriam Muro | 2015-07-12

Cierre de filas contra Izquierda Unida y "su plataforma" Ahora en Común. Ésta parece ser la premisa lanzada por Pablo Iglesias en Podemos tras el surgimiento de esta nueva iniciativa que engloba a miembros de IU, Equo y también a críticos del partido morado que apuestan por la confluencia.

Premisa que hasta los más críticos habrían aceptado en Podemos y así lo demostraron en el Foro del Cambio que el partido celebró este sábado. El propio Iglesias, pero también los otrora críticos Juan Carlos Monedero y Pablo Echenique, aprovecharon la jornada de este sábado para iniciar una auténtica guerra contra Ahora en Común y contra Izquierda Unida, el partido que, según ellos, ha impulsado con "interés electoral" la iniciativa.

Esta nueva plataforma ha creado cierto nerviosismo en la cúpula de Podemos, por lo que Iglesias este sábado decidió iniciar una batalla contra ellos y dar a entender, en repetidas ocasiones, que son Izquierda Unida. Precisamente a cargar contra ellos dedicó gran parte de su discurso en el cierre del Foro del Cambio. En un intento de ridiculizarlos , y a voz en grito, comparó a IU con un "pitufo gruñón" y cerró de forma definitiva la puerta a cualquier tipo de confluencia con la coalición.

"Ahora parece que nos dice el pitufo gruñón que nos tenemos que disolver. Que la marca Podemos ya no sirve, que se ha quedado vieja en un año y medio y yo digo que tengo respeto a todas las decisiones pero que Podemos sigue siendo el instrumento del cambio", defendió, para denunciar después que IU ponga sobre la mesa sus "500.000 votos" a modo de "chantaje", al decir que sin ellos "pueden dejar a Podemos sin 30 diputados".

"No voy a ceder a ningún chantaje. Va a ser la gente la que nos lleve a ganar las elecciones. Las puertas siguen abiertas para todos. Para la gente sí, para los partidos no", advirtió descartando así una posible integración en la iniciativa Ahora en Común. "A algunos sólo después de los resultados electorales les ha entrado la prisa por la confluencia", añadió. "No te enterás de nada pitufo -se volvió a dirigir a IU- , no le vamos a volver a regalar la patria a las élites de nuestro país".

"Los revolucionarios de verdad, no los de las banderitas y los pósters, saben que hay que tomar decisiones difíciles", dijo, "es tiempo de una revolución democrática y Podemos no tiene la obligación moral de salvar a la izquierda" pero sí de "mantener alta la llama de la justicia social", gritó desde el escenario.

Contra Rajoy

Para finalizar su discurso, Iglesias se desvió del tema principal del día, la batalla contra IU, para dedicarle unas palabras a Mariano Rajoy. Le dijo que no amenazase comparando la llegada de Podemos con el "viene el lobo". "El lobo no viene, el problema es que gobierna Caperucita Rajoy, que es torpe, que no sirve, que no vale para gobernar, el problema no es que sean de derechas, es que son inútiles", afirmó el líder de Podemos.

"El lobo a Rajoy le gusta y por eso han puesto un círculo en su logotipo, dónde está la gaviota", se preguntó Iglesias. "Parece que van a hacer primarias, sólo le falta a Rajoy dejarse coleta y a Casado llevar zapatillas como Errejón", terminó.

Mayoral, Echenique y Monedero

Volviendo a la carga contra IU, Iglesias no fue el único que les atacó. El primero en lanzarle sus dardos a Ahora en Común y a la coalición de izquierdas fue Rafael Mayoral que indicó que la única alternativa en este momento a las políticas de austeridad "se llama Pablo Iglesias" y que la iniciativa Ahora en Común sólo es "un manifiesto y poco más".

Tras ello, llegó el turno del antes crítico Pablo Echenique, que intentó dejar de lado la crisis internas surgida por las primarias para mostrar su apoyo a la estrategia de Iglesias. "Podemos es la mejor herramienta para el cambio político en este momento", las primarias tienen el sistema "más democrático, de lejos, para elegir a los candidatos que van en las listas", con respecto a otros partidos.

También llegaron las de Juan Carlos Monedero. El exdirigente de Podemos dejó atrás sus diferencias con la dirección para cargar contra "el enemigo". De Ahora en Común dijo que "una suma de cabecitas de ratón no constituye sino un ratón Frankenstein que no va a ser capaz de generar ningún tipo de emoción en la ciudadanía". "Lo que nos jugamos es tan, tan importante que ningún tipo de interés pequeño de ningún tipo de partido político pequeño puede frenar algo que pertenece a todos los españoles, que es la posibilidad real de acabar con el bipartidismo e instaurar un nuevo gobierno en España", añadió en una clara referencia a los dirigentes de Izquierda Unida.