Tsipras anuncia que la troika no acepta sus propuestas para cerrar un acuerdo

El FMI rechaza que Atenas dispare aún más los impuestos, en lugar de recortar los gastos y hacer reformas, tal y como propone Syriza.

Libre Mercado | 2015-06-24

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, ha anunciado este miércoles que los acreedores no han aceptado sus propuestas de subidas fiscales presentadas esta semana con el fin de cerrar un acuerdo sobre el rescate internacional.

La troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) mantiene opiniones diferentes sobre el plan heleno, sobre todo el FMI, que se ha mostrado contrario a que Atenas dispare aún más los impuestos sobre familias y empresas, en lugar de reducir los gastos y hacer reformas, para lograr un ajuste fiscal de 8.000 millones de euros entre 2015 y 2016.

Bruselas, por su parte, pide a Tsipras que aumente del 13 al 23% el IVA de los restaurantes y le aconseja que renuncie a aumentar las contribuciones sociales de las empresas para aceptar su programa de reformas, del que depende dibujar el acuerdo completo, inicialmente vinculado a una prórroga de entre 4 y 6 meses.

La contraoferta de la troika

La troika ha presentado una contraoferta a Atenas con una serie de cambios en materia presupuestaria para acercar posturas, pero fuentes oficiales del Gobierno griego afirmaron, posteriormente, que dicha propuesta era "completamente inaceptable", en referencia, sobre todo, a las recomendaciones del FMI.

En concreto, las instituciones acreedoras insisten en pedir mayores recortes en las pensiones y un mayor aumento del IVA, pero menores subidas en el impuesto de sociedades. Según el documento citado por varios medios locales, rechazan el reparto de gastos e ingresos que ha hecho el Gobierno de Alexis Tsipras.

Por ejemplo, no aceptan que el Gobierno griego se limite a aumentar los ingresos del sistema de pensiones, a través del incremento de las cotizaciones a la seguridad social e insisten en un ahorro global del 1% del PIB. Atenas había propuesto un ahorro global del 0,37% en este año y del 1,07% en el próximo, basado en el aumento de las cotizaciones a la seguridad social y de las contribuciones de los pensionistas a los seguros de enfermedad, pero quería evitar recortes directos de las jubilaciones.

Por otro lado, las instituciones insisten también en un aumento global de los ingresos por el IVA del 1% del PIB en 2016, mientras que el Gobierno había propuesto un 0,74%. En cuanto al impuestos de sociedades, donde Grecia proponía aumentar los tipos del 26% al 29%, los acreedores en cambio exigen un aumento inferior, del 28%.

Otro de los puntos de la contrapropuesta se refiere al gasto de defensa; Grecia había planteado reducirlo el año próximo en 200 millones de euros, mientras que las instituciones piden el doble. La contrapropuesta va en la línea del planteamiento del FMI, que, según el Gobierno griego, exige que el peso del ahorro se produzca a través de mayores recortes en el gasto y no del aumento de ingresos.

En su cuenta de Twitter, Tsipras critica la postura de sus acreedores, ya que hasta ahora nunca se habían rechazado las medidas equivalentes presentadas a las propuestas realizadas por la troika. "El repetido rechazo de las medidas equivalentes por algunas instituciones nunca había ocurrido antes, ni en Irlanda ni en Portugal", afirma en un tuit.

En opinión del ministro griego, esta "extraña postura" indica dos posibilidades, o bien que las instituciones no están interesadas en alcanzar un acuerdo o bien que sirven a "intereses específicos" en Grecia.

El Eurogrupo seguirá el jueves

Tsipras ha mantenido a lo largo del día una larga reunión con los acreedores. Sin embargo, a pesar de las seis horas de conversación, no ha habido acuerdo entre las partes.

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona constataron este miércoles que aún no hay base para llegar a un acuerdo con Grecia, por lo que han decidido reanudar el Eurogrupo este jueves, a la espera de que las negociaciones durante esta noche entre Atenas y las instituciones sirvan para lograr un compromiso.

Las instituciones solo han informado a los ministros "sobre el proceso y los progresos hechos hasta el momento", señaló el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, a la salida de la reunión que apenas duró una hora. "Desafortunadamente no hemos logrado un acuerdo aún, pero estamos determinados a continuar el trabajo. Esta tarea va a continuar durante la noche si es necesario", dijo.

El Eurogrupo se reanudará este jueves por la mañana, con la esperanza de que las instituciones y Tsipras logren durante la noche un compromiso sobre el paquete de reformas y ajustes que Atenas debe aplicar para poder acceder a la asistencia financiera que quedan del segundo rescate al país y evitar la quiebra del país.

Tipras y los máximos dirigentes de las instituciones tendrán esta noche una nueva reunión, la segunda del día, para tratar de forjar un compromiso que pueda ser analizado mañana por el Eurogrupo y posteriormente refrendado por los líderes. Fuentes europeas indicaron que en la primera reunión hubo "muy poco progreso", por lo que no había posibilidades de presentar a los ministros documentos que sirviesen de base para un eventual acuerdo.