Aleix Vidal: "No poder jugar hasta enero no es ningún inconveniente"

"Después del nacimiento de mi hija es el día más importante de mi vida", ha dicho el futbolista tarraconense en su presentación.

LD / Agencias | 2015-06-08

Aleix Vidal, presentado como nuevo jugador del FC Barcelona, ha asegurado que "no es un inconveniente estar cuatro meses sin jugar" debido a la sanción de la FIFA que impide al club azulgrana inscribir a jugadores en competiciones oficiales hasta enero del 2016.

Después de dar los primeros toques en el césped del Camp Nou y firmar el contrato de cinco años con su nuevo equipo, que ha pagado 18 millones de euros más otros cuatro de variables al Sevilla para cerrar el fichaje, el tarraconense se ha mostrado convencido de evolucionar durante el período de inactividad que le tocará vivir.

"Para mí, no era un inconveniente fichar por el Barcelona y estar cuatro meses sin jugar. Puedo mejorar muchas cosas en los próximos meses", ha explicado.

Una de las cuestiones "a mejorar" serán los mecanismos defensivos como lateral derecho, una posición en la que ha empezado a destacar en el tramo final de la temporada con el vigente campeón de la Liga Europa.

"Los próximos meses me irán bien para mejorar cosas específicas de una posición en la que solo hace un año que estoy trabajando", ha dicho Vidal, quien ha destacado que en los ocho partidos que ha jugado como lateral en el Sevilla no ha conocido la derrota.

Nacido en Puigpelat (Tarragona) hace 25 años, el nuevo fichaje azulgrana ha explicado que, tras pasar el reconocimiento médico, ha mantenido una breve charla con Luis Enrique, que continúa sin pronunciarse sobre su futuro.

"Si he hablado con él, es que está claro que va a ser el entrenador" el próximo año, ha comentado Vidal. Ante la posibilidad de que Dani Alves decida, finalmente, aceptar la oferta de renovación del Barcelona, Vidal vería positiva la continuidad del brasileño.

"Para mí Alves es uno de los mejores laterales del mundo a día de hoy. Si se fuera del club, no sería una presión extra, sino un reto. Sé de lo que soy capaz, aunque si se quedara, la competencia nos iría bien tanto a él como a mí", ha puntualizado.

"Regreso a lo que ha sido mi casa. Todos los futbolistas tienen que buscarse la vida. Espero que este sea el último equipo en el que juegue", ha afirmado.