'The Ultimates', Los Vengadores definitivos

Javier Romero Jordano

El mejor cómic de superhéroes del siglo XXI sirvió de base para la creación del universo cinematográfico de Marvel.

J. Romero | 2015-04-30

Los héroes más poderosos de la Tierra arrasaron las taquillas de medio mundo en 2012 y amenazan con volver a repetir la jugada con el estreno de la segunda parte de sus aventuras cinematográficas. Hablamos de Los Vengadores, uno de los grupos de superhéroes de cómics que desde los años sesenta llevan luchando contra el mal de manera incombustible.

Las películas de Los Vengadores forman parte de la nueva gallina de oro de los grandes estudios de Hollywood, que han descubierto en las historias del cómic un gran filón desde mediados de la pasada década. Muchas son las referencias que utilizaron el director Joss Wheedon y los mandamases de Marvel a la hora de llevar a la gran pantalla a sus héroes pero sin duda la mayor es la línea Ultimate.

Traer a los héroes al siglo XXI

A finales del siglo XX la editorial Marvel decidió dar un lavado de cara a sus superhéroes más conocidos actualizándolos en el Universo Ultimate. Spiderman, X-Men, los Cuatro Fantásticos... todos fueron rejuvenecidos y traídos al recién estrenado siglo XXI. Pero la editorial se guardaba un As en la manga que lo iba a cambiar todo. El encargo fue para el guionista escocés Mark Millar y para el dibujante inglés Bryan Hitch que sacaron al mercado en 2002 The Ultimates, la versión definitiva de Los Vengadores.

Aunque The Ultimates tengan varios volúmenes y hoy día sigan publicándose, los que merecen la pena ser recordados, y los que han servido de germen para el universo cinematográfico de Marvel, son el 1 y el 2. Éstos fueron publicados entre 2002 y 2007 y contaban el inicio del grupo bajo la supervisión de un Nick Furia con los rasgos de Samuel L. Jackson. La historia, parecida a la original, es una versión más adulta y seria y los personajes son ambiguos.

En las películas este tono adulto se ha rebajado para llegar a todos los públicos pero en The Ultimates hay violencia, sexo, traiciones y mucha mucha acción. Tenemos a un Capitán América que llega al siglo XXI con la mentalidad de los años cuarenta que le hace parecer un carca; un Iron Man que no deja de beber; a un Thor hippie que lucha contra la globalización; malos tratos entre el Hombre Gigante y la Avispa y un Hulk brutal, malhablado y caníbal que se hace con el protagonismo a golpes.

Crítica a la política exterior de Bush

Es, además, una crítica a la política exterior de George Bush, quien aparece en algunas viñetas, y a la sociedad post 11-S. The Ultimates vive en la actualidad y lo que nos cuenta se resume en cómo serían los superhéroes si vivieran entre nosotros y qué papel tendrían los gobiernos en el creación y el control de los mismos. También refleja cómo es la carrera por conseguir supersoldados, desde el Capitán América a Hulk pasando por Thor, cuya divinidad queda en entredicho en gran parte del cómic.

La historia que cuentan Mark Millar y Bryan Hitch es ambiciosa, genial, explosiva y redonda. Es una obra clave para entender el cómic de superhéroes actual y las obsesiones de la sociedad del siglo XXI.