Chaves, ante el juez: "Es muy difícil pensar que en 10 años centenares de diputados no vieran nada ilegal"

Angela Martialay

El exdirigente socialista ha declarado como imputado durante dos horas y media en el TS para negar haber participado en el diseño de los ERE.

Ángela Martialay | 2015-04-14

El expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves ha declarado como imputado durante dos horas y media ante el magistrado que instruye el caso ERE, Alberto Jorge Barreiro, tratando de defender de forma férrea su inocencia. No conoció "ninguna irregularidad" en torno al sistema de los ERE y además él "no lo habría permitido".

Sobre las ayudas que se concedían a través de este sistema el expresidente se mostró tajante ante el juez al señalar que dichas "ayudas sociolaborales fueron enmendadas en el Parlamento para aumentar las transferencias de financiación, por ello eran perfectamente conocidas y debatidas. En diez años de debates presupuestarios ningún Diputado ha hecho observación de ilegalidad de estas transferencias".

"Es muy difícil pensar que en diez años centenares de Diputados no hayan visto absolutamente nada ilegal sobre estas transferencias", añadió.

Según fuentes jurídicas consultadas por Libertad Digital, el imputado ha negado conocer los informes de la Intervención General a través de los que se alertaron en distintas ocasiones de las irregularidades que se estaba cometiendo con el sistema de los ERE. Sobre este asunto Chaves ha dicho que "nunca conoció ningún informe de la Intervención ni ningún consejero la comentó nada, al Consejo de Gobierno no llegó nunca ningún informe de la Intervención".

En este sentido, Manuel Chaves ha respondido a preguntas del Ministerio Fiscal que "si hubiera tenido conocimiento de alguna ilegalidad, hubiera actuado con o sin informe de la Intervención".

"Nada ilegal"

Respecto a las polémicas trasferencias de financiación –a través de las que se desviaba el dinero público- el ex dirigente socialista ha declarado que "las transferencias constaban en los presupuestos y cuando los presupuestos llegaban al Consejo de Gobierno es cuando las conocía" pero que aún así "los presupuestos llegaban con todos los informes necesarios y cumpliendo todos los requisitos en cuanto a preparación e, incluso, el dictamen del Consejo Consultivo. Los presupuestos en el Consejo se aprobaban con la convicción que cumplían todos los requisitos legales y cumplían todas las normas".

Asimismo, Manuel Chaves ha manifestado que desconocía "el procedimiento habitual para la concesión de una ayuda" ya que tenía en torno a "200 Directores Generales en la Junta por lo que partía de que el procedimiento a partir del cual se concedían las ayudas era completamente legal".

Por otro lado, respecto a los requisitos generales para la concesión de las distintas ayudas el diputado subrayó que el sistema concreto "no lo conoce ni lo podía conocer" pero que sí "conocía los criterios generales y eran ayudas para las empresas que estaban en crisis o en proceso de reconversión para ayudar a los trabajadores despedidos o prejubilados".

Los ERE, un "efecto positivo"

Tras el interrogatorio, el ex presidente ha señalado a los medios de comunicación que, en su opinión, las ayudas de los ERE tuvieron "un efecto positivo" contra la crisis y como ayuda a los parados de Andalucía.

"Si hubo alguna persona que utilizó fraudulentamente las ayudas sociolaborales serán los jueces los que determinen si las actuaciones individuales de esas personas causaron fraude o no y si el fraude fue pequeño o no", añadió Chaves a las puertas del Tribunal Supremo.

A su salida, sin aceptar preguntas de los periodistas, el ex dirigente socialista recalcó que "durante el tiempo que yo he sido presidente de la Junta de Andalucía, durante esos 19 años, en el Consejo de Gobierno que yo he presidido nunca jamás se ha adoptado una decisión ilegal ni se ha conocido ni se ha impulsado ni se ha cometido una ilegalidad".

Por otro lado, Manuel Chaves ha manifestado que "lo que he hecho siempre, a través mi de trayectoria política como presidente de la Junta, ministro y vicepresidente del Gobierno, con cualquier decisión política o normativa que he tomado siempre es estar basada en la legalidad y con todos los trámites e informes necesarios".

Por su parte, en los próximos días comparecerán también ante Barreiro los exconsejeros Gaspar Zarrías y Mar Moreno, todos como imputados. Los imputados que han declarado hasta ahora, Viera, Griñan y Chaves, han contestado al juez, a los fiscales y a la defensa negándose a responder al sindicato Manos Limpias.