Rebelión en el CGPJ: cuatro vocales llevan al Supremo las decisiones de Lesmes

Angela Martialay

En una acción con escasos precedentes, las vocales someterán a revisión las decisiones adoptadas por el presidente del Poder Judicial.

Ángela Martialay | 2015-03-27

Aguas revueltas en el seno del Consejo General del Poder Judicial. Cuatro vocales del denominado sector progresista de este órgano–Roser Bach, Clara Martínez de Careaga, María Victoria Cinto y Concepción Sáez- han anunciado este viernes que presentarán un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Supremo contra las decisiones adoptadas por el Presidente de dicho órgano, Carlos Lesmes, en el Pleno celebrado el día 29 de enero donde se debían renovar la composición de sus comisiones.

Las citadas vocales entienden que "en la deliberación y votación del acuerdo referido a la renovación anual de las Comisiones que integran el Consejo General del Poder Judicial se infringieron abiertamente por el Presidente las reglas establecidas legal y reglamentariamente para la formación de la voluntad colegiada y las normas de conformación de las Comisiones que integran este órgano constitucional".

En un comunicado, al que ha tenido acceso Libertad Digital, las recurrentes sostienen que "pese a que seis vocales propusimos en tiempo y forma como punto del Orden del día del Pleno la votación individualizada de la conformación de cada una de las Comisiones, y de que tres Vocales habían ya formalizado su candidatura para integrar la Comisión Permanente, el Presidente sometió únicamente su propuesta personal, desconocida por el Pleno al no haber sido formulada previamente por escrito, incumpliendo así de forma clara lo previsto en el Reglamento de Organización y Funcionamiento del Consejo".

"Haciendo caso omiso a nuestra protesta", el Presidente –denuncian- "se negó" a someter a votación las candidaturas formuladas y la composición individualizada de cada una de las Comisiones, "vulnerando nuestro derecho de participación, e infringiendo la normativa orgánica que establece la preceptividad de la renovación de las comisiones que integran el CGPJ".

Las cuatro vocales añaden que "es fundamental que los procesos de decisión se ajusten a las normas legalmente previstas, ya que las mismas tienen como finalidad asegurar la participación y el pluralismo en el funcionamiento del Consejo General del Poder Judicial". Sin embargo, esta forma de proceder "contraviene las más elementales normas de procedimiento y de conformación de la voluntad del Consejo, como órgano colegiado".

"Una situación indeseada"

Lo cierto es que el escrito de las vocales está plagado de quejas hacia el presidente del Poder Judicial. "Nuestros llamamientos a la conformación dialogada y consensuada de las decisiones, a la toma en consideración de las opiniones discrepantes, al respeto a las minorías, se vienen desatendiendo sistemática y constantemente por la Presidencia del Consejo. La decisión que impugnamos es, pues, un eslabón más de toda una larga cadena de arbitrariedades que se sostienen en una estructura orgánica de tendencia marcadamente presidencialista, afianzada por el comportamiento institucional de su actual Presidente, que quiebra el carácter colegiado del Consejo en su configuración constitucional, y compromete gravemente su funcionamiento democrático", añaden.

Asimismo, las recurrentes critican que "los cauces institucionales internos se nos han ido cerrando uno tras otro hasta conducirnos a una situación indeseada pero inevitable, la que nos aboca a recabar la tutela de los derechos que sentimos violentados por la vía jurisdiccional a través del recurso contencioso administrativo que hemos interpuesto ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo".

Por su parte, el artículo 598 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) sostiene que corresponde al presidente del CGPJ "fijar el orden del día de sesiones del Pleno y de la Comisión Permanente".

No obstante, todas las decisiones que adopta el órgano de gobierno de los jueces son recurribles ante la Sala Contencioso Administrativo del Alto Tribunal. La iniciativa de estas cuatro vocales es importante porque se trata de someter las decisiones de Lesmes al criterio de un tribunal de justicia; en concreto del tribunal que él mismo preside.

Como precedente, en el año 2009 el Tribunal Supremo ya archivó un recurso similar. En aquella ocasión el exvocal Alfons López Tena recurrió ante la Sala Tercera del TS una decisión del entonces presidente, el fallecido Francisco José Hernando, "por negarse a debatir y votar" su propuesta de juristas para la presidencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. El Alto Tribunal desestimó el recurso.