El Real Madrid vence pero no convence en la victoria ante el Deportivo de la Coruña

Sergio Valentín

Un Madrid sin confianza y sin chispa consigue doblegar al Deportivo gracias a los goles de Isco y Benzema. Pitos a Casillas.

Sergio Valentín | 2015-02-14

Tan importante como ganar, era agradar, satisfacer y en definitiva, lavar la imagen dada en el Vicente Calderón. El Real Madrid cumplió con sólo uno de los dos objetivos principales. Ganó al Deportivo de la Coruña pero ni mucho menos convenció. El aficionado no se marchó tranquilo a su casa porque no hubo reacción.

Dijo Ancelotti en la previa que habían bajado en intensidad, actitud y concentración. No ha cambiado nada. La única diferencia entre este partido y el anterior es que enfrente estaba el Deportivo y no el Atlético de Madrid. El Madrid ganó porque tiene mejor jugadores, no porque su fútbol fuera superior. El equipo gallego, con hasta nueve bajas, tuvo bastantes opciones de celebrar su propia fiesta.

En noviembre este Madrid volaba, ahora da la sensación de que están fundidos. Ganan-si pueden- con lo justo. Se les ve sin energías y como reconocen los futbolistas, cuando el cuerpo no está al 100%, la cabeza tampoco. El juego del Real Madrid ha empeorado hasta recuperar errores del pasado como la falta de equilibrio.

Ante el Deportivo, Gareth Bale fue el más o quizá, el único aplicado en defensa de los tres atacantes pero aun así, no pudo evitar una imagen visible desde el Bernabéu. El Real Madrid está partido. En ataque hay un abismo entre medios y delanteros. En defensa no hay presión en primera línea aunque este partido requería algo más, si hubo un jugador que asomó algo de luz entre tanta oscuridad: Isco.

Isco salvó al Madrid en la dos áreas

El malagueño es de largo el jugador más en forma del equipo. En el Calderón no tuvo su día, fue sustituido incluso pero es el único que si está concentrado, es intenso y tiene actitud. Sólo se explica así que salvara un gol cubriendo la espalda de Marcelo en la segunda mitad y encima marcara el tanto del partido. El que abrió la lata con un disparo con rosca al segundo palo. Un autentico golazo.

El gol llegó en el minuto 22 de la primera parte tras un fallo clamoroso de Cristiano Ronaldo al que se le vio con ganas de agradar pero sin demasiada suerte. Aun así, el portugués dio la asistencia del segundo gol a Benzema en el 27 de la segunda parte tras un gran pase de Arbeloa por encima de la defensa.

El ambiente, como el partido, fue extraño. El público no fue con ganas de animar y el equipo no le dio motivos para cambiar de idea. Pitaron a Ancelotti y a Casillas, cuyo debate parece que nunca se cerrará. El portero salvó dos goles del Deportivo en los primeros minutos de cada mitad. Si, otra vez. Eso es concentración y el Real Madrid sigue sin contar con ella. En el minuto 5 de la primera mitad, Iker paró con la cara un disparo de Isaac Cuenca tras zafarse de Arbeloa con una sencilla pared. Y en el minuto tres de la segunda mitad, Casillas voló para desviar un gran remate de cabeza de Oriol Riera. Justo después de que Borges estrellara un remate al palo en una acción calcada al gol de Tiago hace siete días. Nadie llega a la frontal para impedir el disparo.El Deportivo, que por momentos dominó el centro del campo, tuvo opciones de adelantarse e igualar el marcador. Este es el principal problema del Madrid. Ahora cualquier equipo le pone en apuros.

El Real Madrid por supuesto tuvo ocasiones. Gareth Bale y Cristiano Ronaldo estrellaron dos balones al larguero pero las acciones de ataque del equipo de Ancelotti llegan en arreones. No en un juego continuado como si hacían hace meses. Los blancos, sin confianza y sin chispa, ganan tres puntos para seguir como líderes y sobre todo, ganan tiempo para recuperar sensaciones.

Ficha técnica:

2 - Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Varane, Nacho Fernández, Marcelo; Kroos, Illarramendi (Lucas Silva, m.71), Isco (Carvajal, m.81); Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema (Jesé, m.86).

0 - Deportivo: Fabricio; Laure, Manuel Pablo, Lopo, Luisinho; Álex Bergantiños, Borges (Juan Domínguez, m.84), Cuenca, Lucas Pérez (Medunjanin, m.80), Cavaleiro; y Oriol Riera (Helder Costa, m.65).

Goles: 1-0, m.23: Isco. 2-0, m.72: Benzema.

Árbitro: Estrada Fenández (colegio catalán). Amonestó a Nacho (48) y Arbeloa (78) por el Real Madrid; y a Lopo (84) y Laure (89) por el Deportivo.

Incidencias: encuentro correspondiente a la vigésimo tercera jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 73.671 espectadores.