La 'locura transitoria' de Kramer en la final del Mundial de Brasil

El centrocampista alemán sufrió una conmoción tras un choque y anduvo sobre el césped manteniendo extrañas conversaciones.

Libertad Digital | 2014-09-30

Christoph Kramer nunca podrá recordar que jugó la final del Mundial de Brasil, en la que Alemania se impuso a Argentina y logró su cuarto título mundial 24 años después. El centrocampista alemán confesó no recordar nada del partido después de que se tuviese que retirar a la media hora de partido después de haber recibido un golpe de Garay minutos antes.

Meses después de que Alemania se proclamara campeona del mundo, sus compañeros han hecho público el extraño comportamiento del centrocampista del Borussia Mönchengladbach durante el tiempo que anduvo conmocionado sobre el césped. El árbitro del encuentro, el italiano Nicola Rizzoli, ya aseguró que el futbolista le preguntó en varias ocasiones si lo que estaba jugando era la final del mundial.

Ahora han sido sus compañeros los que han desvelado la "locura transitoria" que vivió el jugador. "En realidad todo empezó cuando quiso quitarme el brazalete de capitán", ha afirmado Philipp Lahm en declaraciones a la cadena germana ZDF. El portero Neuer también ha relatado que vivió una extraña conversación con él: "Manu, déjame jugar como portero", asegura que le dijo.

El último episodio lo vivió el delantero del equipo, Thomas Müller, al que Kramer confundió con el mítico Gerd Müller y llegó a felicitarle por el triunfo en el Mundial de 1974: "Luego miró la grada de Maracaná y me dijo que el ambiente del Estadio Ruhr era impresionante. Fue importante que lo cambiaran, si no probablemente iba a terminar quitándole los pantalones al árbitro", manifestó.