Sara Carbonero muestra sus defectos para solidarizarse con Tania Llasera

Carbonero ha querido solidarizarse con Tania Llasera por las críticas hacia su aumento de peso.

Chic | 2014-09-23

El aumento de peso de la presentadora Tania Llasera provocó toda clase de reacciones malintencionadas, incluyendo críticas e incluso insultos. La polémica resultante ha derivado en encendidas defensas por parte de otros internautas o incluso famosos, encabezados desde ahora por la periodista deportiva Sara Carbonero.

La mediática novia de Iker Casillas ha utilizado su blog en la revista Elle para mostrar su rechazo a esas críticas. Y para ello se ha sincerado mostrando sus defectos: en las imágenes difundidas en Cuando nadie me ve, su espacio en la publicación, muestra sus cicatrices como consecuencia de un accidente durante la infancia. Una marca que empieza en su codo y que se extiende por el brazo, que aparece con distintos tonos de piel como resultado de la herida.

No sólo eso: Carbonero confiesa además que no ha acabado de recuperarse físicamente del nacimiento de su hijo, que tuvo lugar este mismo año. "Uso una talla más", dice, para a continuación aclarar que se encuentra "en el momento más feliz" de su vida
Confiesa la periodista que "el tema del post iba a ser otro, pero después de leer algunas cosas estos últimos días no puedo mirar para otro lado". El tema, en realidad, comenzó antes, cuando la también periodista Carme Chaparro no pudo ponerse un vestido para un photocall debido a que el propio diseñador la aconsejó que no lo hiciera, ya que no "era para su cuerpo".

A eso siguieron las críticas a Llasera, que ganó peso tras haber decidido abandonar su adicción al tabaco. "Para algunos medios, ha sido algo noticiable y se han escrito unos cuantos titulares con la palabra 'gorda' además de un sinfín de comentarios cobardes e hirientes en las redes sociales", escribe Carbonero. "Siempre he defendido las críticas constructivas en cualquier ámbito pero no puedo comprender aquellas que se refieren al aspecto físico de las personas", sobre todo provenientes de personas que no saben el efecto real que éstas pueden tener en futuras generaciones.

"En nuestra sociedad, existe la tendencia de que nos disguste o veamos raro aquello que no es perfecto o se sale de los prototipos de belleza", reflexiona, para a continuación encontrar un rayo de esperanza. Se trata de un reciente desfile de la Mercedes Fashion Week, donde Alicia Borrás, una modelo de 69 años, se hizo sin problemas con la pasarela.