Las indemnizaciones por despido tributarán a partir de los 180.000 euros

En el anteproyecto de ley el Gobierno estableció un mínimo exento de 2.000 euros por año trabajado.

LM/ Agencias | 2014-07-28

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha señalado este lunes que el proyecto de ley de reforma fiscal elevará el mínimo exento en la tributación de indemnizaciones por despido hasta los 180.000 euros, siguiendo el modelo foral navarro.

Así lo ha señalado durante su intervención en Sevilla para informar de la creación del consorcio de la Zona Franca.

En el anteproyecto de ley el Gobierno estableció un mínimo exento de 2.000 euros por año trabajado, medida que ha sido muy criticada tanto por los agentes sociales como por la práctica totalidad del arco parlamentario, por lo que Hacienda ha decidido finalmente elevar dicho mínimo.

De igual manera, ha apuntado que se va a cambiar y mejorar el Impuesto sobre Sociedades con figuras como la reserva de capitalización para empresas e instrumentos similares para las pymes.

Asimismo, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas ha destacado que en el mes de julio se ha vuelto a crecer la recaudación fiscal en "algo más del cinco por ciento", y ha valorado que en el mes de julio, cuando se realiza el pago fraccionado de las pymes, "se ve cómo los autónomos están tributando".

Pagar a proveedores

En cuanto al Consejo de Política, Fiscal y Financiera (CPFF) que se celebrará este jueves, el ministro ha resaltado que se analizará la fórmula por la que las comunidades acogidas al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) se puedan beneficiar de la bajada de tipos de interés de las nuevas condiciones que ofrece el mercado para que "dispongan de más recursos para financiar los servicios públicos a su cargo, como la sanidad, la educación y las prestaciones sociales".

Si bien, Montoro ha asegurado que le van a pedir, a cambio, que paguen a proveedores. "Que no se retrasen en el pago de facturas de proveedores porque perjudica mucho la actividad económica y nos hacemos inviables como Administración", ha señalado.