¿Será la Monumental de Barcelona la mezquita más grande de Europa?

Pablo Planas

A un paso de la Sagrada Familia, la plaza de toros tendría un minarete de trescientos metros de altura si prospera el proyecto del emir de Qatar.

Pablo Planas (Barcelona) | 2014-06-24

La conversión de la Monumental de Barcelona en una mezquita ha vuelto a la primera línea de la actualidad por el anuncio de Mowafak Kanfach, fundador de la Casa del Libro Árabe en Barcelona, quien ha declarado al diario 20minutos que el emir de Catar, el jeque Tamim bin Hamad al-Thani, está dispuesto a poner sobre la mesa más de dos mil millones de euros para comprar la histórica plaza de toros, en desuso por la prohibición de la Fiesta Nacional en Cataluña, y convertirla en la mezquita más grande Europa y la tercera del mundo, sólo superada por las de La Meca y Medina.

Los datos del proyecto, que aporta el citado Kanfach, son espectaculares. La mezquita tendría capacidad para cuarenta mil personas, un centro de investigación sobre historia de Al-Andalus, una escuela coránica para trescientos alumnos, un museo, un centro comercial y restaurantes. Pero lo más espectacular es la altura del minarete con el que se pretende rematar el proyecto arquitectónico, de nada menos que trescientos metros. Los edificios más altos de Barcelona son las torres de la Villa Olímpica, de 154 metros. Y las torres de la Sagrada Familia, a escasos trescientos de la plaza de toros, miden poco más de cien metros. Está prevista la construcción de una torre central más alta, pero de "sólo" 175 metros, según el proyecto original de Gaudí.

En cuanto a los plazos, el diario 20minutos informa que el plan catarí prevé que la mezquita esté en funcionamiento en 2020, tras unas obras que ocuparían a unos cuatro mil trabajadores y que respetarían la fachada, de estilo neomudejar. No obstante, Kanfach admite que el futuro de la Monumental depende de la aprobación por parte del Ayuntamiento de Barcelona de un uso religioso para el equipamiento. El PP ya ha avanzado que se opondrá a la concesión porque, según afirmó Alberto Fernández, presidente del grupo popular en Barcelona, "los promotores de esta 'megamezquita' defienden unos principios absolutamente contrarios a la convivencia, con unos valores que entran en colisión con los nuestros". Por su parte, Kanfach ha comentado en el citado diario: "Los barceloneses deberían estar orgullosos de que los musulmanes transformen el dolor de los toros en un centro espiritual".

A pesar de que resultará muy difícil que el Ayuntamiento de Barcelona, en manos de CiU, pueda sacar adelante un proyecto de estas características, al lado del templo expiatorio de la Sagrada Familia, el monumento más visitado de Cataluña con millones de turistas al año, y con un minarete de trescientos metros, los partidos nacionalistas se desviven en los últimos meses por satisfacer las demandas de cuanta asociación dice representar a los nacionales de países como Marruecos y Paquistán. Si prospera la ley de consultas del Parlamento autonómico, estos ciudadanos tendrían derecho a votar sobre la secesión de Cataluña, razón por la que CiU y ERC tratan de extender su influencia entre estos colectivos. También el PSC se ha aproximado a estas entidades, como se demostró con el alto porcentaje de votantes paquistaníes en las primarias para elegir candidato socialista a la alcaldía de Barcelona.

Este próximo sábado, la Assemblea Nacional Catalana (ANC) celebrará un acto bajo la pancarta "Independencia e inmigración" en el que anuncia la participación de Javed Ilyas, presidente de la Asociación de Trabajadores de Paquistán; M’Hamed Abdelouahed, presidente de la asociación Amazhan y portavoz de la Casa Amazig de Cataluña; Abdou Mawa N’Diaye, presidente de la Coordinadora de Asociaciones de Senegaleses de Cataluña; y Ahmed Benallal, presidente de la asociación marroquí "La luz del norte", entre otros representantes de entidades de inmigrantes.