Un asesor del exalcalde Monteseirín cobró comisiones para el PSOE

Pedro de Tena

La juez Alaya investiga una trama de comisiones y regalos a altos cargos de la administración andaluza.

Pedro de Tena (Sevilla) | 2014-05-14

La operación Madeja comenzó en julio de 2013 para investigar una trama de comisiones y regalos a altos cargos de diversos Ayuntamientos andaluces, principalmente el de Sevilla, pero también canarios. La juez Alaya, también encargada del caso, ha aceptado levantar parcialmente el secreto del sumario que arroja el presunto enriquecimiento ilícito de Domingo Enrique Castaño, exasesor del exalcalde socialista de Sevilla Alfredo Sánchez Monteseirín, y de su esposa Ana María Vaquero, también imputada. Además, lo implica en la financiación ilegal del PSOE.

El País explica que, según la juez Alaya, Castaño recibió regalos, dádivas y comisiones por la adjudicación de dos concursos públicos a las empresas Fitonovo y Fiverde por valor de 5,4 millones de euros con un beneficio patrimonial de más de 300.000 euros, equivalente a una comisión del 6 por ciento. De ese total, casi 200.000 carece de justificación y el resto no había sido retirado de ninguna de sus cuentas. Alaya descartó que fueran fruto de los honorarios de su esposa, abogada.

Financiación ilegal del PSOE

La magistrada atribuye asimismo a Castaño su supuesta implicación en la financiación ilegal del PSOE. Rafael González, el dueño de las empresas, dijo a la juez que Castaño le pidió 60.000 euros "para la financiación del partido", cantidad que tras las negociaciones quedó reducida en 30.000 euros. Según el empresario, Castaños adujo que el dinero era para el PSOE y admitió que "no era a cambio de nada porque los contratos ya estaban dados".

También sale a relucir el PSOE porque la juez también acusa a Fitonovo de realizar las obras de acondicionamiento del local de del PSOE de la agrupación Macarena, a la que pertenecía Castaño, con una "factura falsa" a petición del exasesor, que no era única, que había solicitado que se facturara a nombre de una empresa dedicada a la desratización.

Castaño fue detenido el pasado 9 de julio. El exasesor se acogió a su derecho a no declarar y la magistrada expuso que su enriquecimiento "podría tener lugar por regalos y cobros de comisiones ilícitas" a cambio de la "decisiva influencia o intervención" de Castaño en la adjudicación de dos contratos públicos a Fitonovo y Fiverde —"entidades que comparten sede y unidad de dirección como si se tratara de una sola, siendo jefe de ambas Rafael González"—.

Los contratos fueron dos: uno, de cuatro años para el mantenimiento de los jardines de los sectores Macarena y Centro (2,8 millones) y el otro, para el mantenimiento de las áreas de juegos infantiles (2,6 millones). Desde 2006, estas empresas parecieron contratar más con el Ayuntamiento.

Las buenas relaciones entre las empresas y el ex asesor confluyeron en la compra de sendos vehículos, un Honda CRV y un Audi A-4, de siete teléfonos móviles y de 14.384 euros por unas obras en el chalet que el matrimonio tiene en Las Pajanosas (Guillena).

Mercasevilla y la cesión de terrenos a Sando

Este fue el origen de la Operación Madeja por cuanto Mercasevilla adjudicó a la constructora Sando (vía la empresa Sanma) unos terrenos de manera irregular. Curiosamente, Castaño fue a trabajar tras su salida del Ayuntamiento a Desarrollos Urbanísticos de Sevilla Este (Duse), filial de Sando. Finalmente, el exasesor cobró 25.000 euros cantidad que, según la magistrada, se podría interpretar "como una compensación adicional por los servicios prestados" a la constructora andaluza.