El alcalde Trias crea otro "Consejo de Transición" para convertir Barcelona en capital estatal

Pablo Planas

Xavier Trias aspira a reemplazar a Mas y vende en Madrid un perfil dialogante; en Barcelona se caracteriza por su ardor separatista.

Pablo Planas (Barcelona) | 2014-05-10

El alcalde de Barcelona, el convergente Xavier Trias, es considerado una de las alternativas más plausibles para suceder a Artur Mas. Trias pasa por ser un político tolerante, abierto y moderado, además de pragmático. Y esos supuestos rasgos de talante son los que vende Trias en Madrid, ciudad en la que su discurso es muy diferente en tono y contenidos al que utiliza en Barcelona, que supera en aspereza al de muchos dirigentes de ERC. Pero el separatismo de Trias no es sólo de boquilla.

Barcelona dispondrá de su propio "Consejo Asesor para la Transición Nacional" (CATN), a imagen y semejanza del que efectúa los informes "jurídicos" y "técnicos" de la Generalidad para preparar el advenimiento de la república catalana. El moderado alcalde Trias aceptó este viernes la propuesta del concejal de ERC Jordi Portabella de fundar dicho organismo, del que se hablaba en los pasillos del Consistorio condal desde hacía meses, con consejeros, asesores, vocales y personal retribuido a cargo de las arcas municipales, que presentan un superávit, según se jacta el equipo de gobierno local, de 140 millones de euros. De hecho, el Ayuntamiento es una de los principales prestamistas de la Generalidad en el despliegue del "proceso".

Trias sostiene que "hemos de estar preparados para los acontecimientos", de modo que el CATN municipal tendrá la tarea de coordinarse con el CATN autonómico para preparar el tránsito de Barcelona de capital regional a capital de un Estado, con todo lo que eso conlleva en materia de emplazamiento de embajadas, uso y reconversión de los edificios del Estado saliente, establecimiento de trámites fronterizos en puerto y aeropuerto, reordenamiento del paisaje urbano, etcétera, etcétera. También está la cuestión de las celebraciones de la independencia, que exigirán una cuidada puesta en escena e intensas sinergias con la Asamblea Nacional Catalana (ANC).

Si todo sale según el calendario de Mas, Oriol Junqueras y la ANC, tras el referéndum del 9-N, el siguiente paso sería la proclamación de la república, para lo que se ha reservado el 23 de abril del próximo año. Quedan menos de doce meses, por tanto, para preparar la ciudad ante su nuevo estatus de capital estatal y distrito federal.

El alcalde pretende que el área de acción de su CATN incluya también a las ciudades integradas en el área metropolitana de Barcelona, como L'Hospitalet, Santa Coloma, Badalona, Sant Cugat y Sant Boi, entre muchas otras; la mayoría con alcaldes socialistas, en un conurbano que supera con creces la mitad de la población catalana, de siete millones y medio de personas. En los próximos días el Ayuntamiento dará a conocer el número y nombres de los consejeros, así como los detalles técnicos, tales como sede, atributos, retribuciones y personal a disposición. El socialista Jordi Martí, de la corriente independentista y que acaba de renunciar a su acta de concejal tras haber sido derrotado en unas primarias para elegir alcaldable, es uno de los candidatos más firmes a formar parte e incluso presidir el CATN de Trias.