Mark Zuckerberg tiene un sueldo de 1 dólar al año

Las ganancias de los altos ejecutivos dependen directamente del valor de sus acciones.

Libre Mercado | 2014-04-07

¿Sabe usted que cobra más que Mark Zuckerberg, CEO y fundador de Facebook? Al menos, en cuando a salario. Es más, hasta el becario más novato de la compañía tiene una nómina mayor. El dueño de esta red social, conocido como Big Data, anunció la semana pasada a cuánto ascendía su nómina a lo largo de 2013; un montante total de un dólar. Tal y como se hace eco la revista Forbes, estos salarios simbólicos en ejecutivos y altos cargos de las empresas no es un motivo de precariedad ni mucho menos, sino de prestigio y confianza en la empresa. De esta forma, los grandes empresarios consiguen dar un imagen sólida y de solvencia financiera, al depender su "salario" de sus acciones.

Facebook, con un valor de más de 20.000 millones de euros -27.800 millones de dólares-, hizo ganar a su CEO en 2012 sólo con bonos combinados un total de 560.000 euros -770.000 dólares-. En declaraciones a la revista, Aaron Boyd, director de Equilar -compañía que investiga la compensación ejecutiva- alegó que "el salario de un dólar significa realmente que posees grandes participaciones de la empresa. El valor que ellos van a recibir viene directamente de sus acciones". De esta forma, subraya Boyd, "nadie va a cuestionar si el CEO está interesado en que crezca las acciones de la compañía, ya que es uno de los grandes accionistas"

Otros salarios simbólicos

Esta práctica es común en los ejecutivos de éxito. Larry Ellison, CEO de Oracle, cuya empresa tiene un valor neto de 37.000 millones de euros -51.500 millones de dólares-, y Meg Whitman, CEO de Hewlett-Packard, con un valor neto de 1.400 millones de dólares, también poseen un sueldo similar al de Zuckerberg. El dinero que ganó Ellison a partir de sus acciones ascendió a 58 millones de euros, y Whitman, por su parte, se hizo con unos réditos de 12 millones de euros. Es notorio el caso de Meg Whitman, ya que él no es fundador de HP, sino que fue contratado como ejecutivo para impulsar la empresa. De esta forma, se consigue que los accionistas apoyen y confíen más en las decisiones de los ejecutivos, al estar su futuro también en manos de la empresa.

Otro ejemplo de empresa tecnológica es el caso de los fundadores y CEOs de Google, Larry Page y Sergey Brin, que, tras su salida al parqué de Wall Street, decidieron que su salario dependería de la solvencia de su empresa. A día de hoy, el valor de sus acciones asciende a 18.000 millones de euros cada uno. También, pertenecen al club del dólar son John Mackey, copresidente ejecutivo de Whole Foods, o Richar Kinder, dueño de la petrolera Kinder Morgan, entre muchos otros.