El perro español más televisivo salta al cine por la puerta grande

Sergio Pérez

Pancho, el perro millonario hizo las delicias de los pequeños mientras los adultos sufrieron con un drama sobre el declive del ladrillo.

Sergio Pérez | 2014-03-23

Lo vimos por primera vez en Aquí no hay quien viva y más recientemente en los anuncios de la Primitiva. De ahí surgió la idea para hacer Pancho, el perro millonario, una película que cuenta cómo este perro inteligente está esclavizado por su dueño hasta el punto de que es el responsable de hacer la compra y echar la Primitiva. Un buen día cuando va a comprobar el boleto resulta que está premiado y decide fugarse como el célebre Curro de hace unos años.

Pancho es inmensamente rico y vive en una mansión de ensueño. Su secretario personal (Iván Massagué) intenta poner orden a sus extravangancias pero es el objetivo de un malo malísimo (Armando del Río) y su guapa secretaria (Patricia Conde). La popular presentadora sorprende muy gratamente en su salto a la gran pantalla tras su participación en el doblaje de Gru 2. Mi villano favorito.

Precisamente a esRadio aseguraba que su presencia en proyectos de este tipo se debe a que "quiero que el día de mañana mi hijo pueda ver el trabajo de su madre". La película tiene la estética, guión y tono de las mejores comedias familiares de Hollywood. Como muestra, el disparatado dúo de matones interpretados por Secun de la Rosa y Álex O’Dogherty en una mezcla entre los ladrones de Solo en Casa y los Men in Black.

El responsable de su dirección es Tom Fernández al que le debemos divertidas comedias como La torre de Suso y ¿Para qué sirve un oso? En el Festival de Málaga la película se proyectó con los críticos más duros de pelar, niños. El Teatro Cervantes era una carcajada inmensa y los pequeños terminaron aplaudiendo al que a buen seguro es ya un héroe para ellos.

Y de la carcajada al drama social. Los Fenómenos se centra en el apogeo y declive del ladrillo en España sin caer en la simpleza de buenos y malos. Constructores que pagaban en B, jóvenes que dejaban los estudios por la obra, inmigrantes sin contrato o albañiles con todoterrenos de alta gama son algunas pinceladas con las que Alfonso Zarauza nos describe las historias paralelas.

La trama central es la de Neneta (Lola Dueñas) que vive en una furgoneta en la costa de Almería y que es abandonada por su pareja (Luis Tosar) el día que éste iba a empezar a trabajar. Con su bebé pone rumbo a su pueblo natal en Galicia, donde encontrará trabajo como peón en una obra.

Tras muchas adversidades terminará encajando en una cuadrilla a la que apodan "los fenómenos" por el número de metros cuadrados que levantan cada día. Metros cuadrados que se convierten en suculentas primas, lo que lleva a nuestra protagonista a firmar una hipoteca justo antes de que explotara la burbuja inmobiliaria.

Drama con licencias cómicas muy a tener en cuenta de cara al palmarés, especialmente su protagonista Lola Dueñas, que aseguraba a esRadio "cuánto daño ha hecho en España la frase vivir de alquiler es tirar el dinero".

Y como postre una comedia romántica, Amor en su punto, rodada en inglés que transcurre en Dublín y tiene la cocina como uno de sus protagonistas. Un escritor gastronómico enamorado de la cocina tradicional de nuestro país conoce a una española (Leonor Watling) que acaba de dejarlo con su novio. Las idas y venidas de esta pareja terminan dibujando una sonrisa en el espectador.

Mañana llegan pesos pesados al festival como la presentación de Kamikaze, la película de Antena 3 que intentará hacer sombra en taquilla a la de Telecinco, 8 apellidos vascos.