Ruz remata la investigación de Gürtel citando a Correa, Crespo y El Bigotes

Angela Martialay

El juez cita la próxima semana a los principales imputados en esta macrocausa de corrupción.

Ángela Martialay | 2014-03-11

La investigación de la trama Gürtel está llegando a su fase final y tanto la Fiscalía Anticorrupción como el juez Pablo Ruz quieren escuchar las versiones de los principales imputados antes de abrir juicio oral contra ellos.

Por esta razón, el magistrado del Juzgado Central de Instrucción Número 5 de la Audiencia Nacional ha dictado este martes un auto donde cita a partir del próximo día 19 y hasta el 21 al presunto 'capo' Francisco Correa, al exsecretario de Organización del PP gallego Pablo Crespo, al gerente de Orange Market Álvaro Pérez, alías 'El Bigotes', y al contable de las empresas de la trama José Luiz Izquierdo, a quien la Policía le incautó el pendrive con los datos que dieron lugar a esta macroinvestigación judicial.

En la resolución, Ruz accede a la petición de las fiscales Anticorrupción del caso -Concepción Sabadell y Concepción Nicolás- de citar a los cabecillas de la trama con el objeto de "garantizar el correcto funcionamiento del derecho de defensa de los imputados".

El juez explica en el auto que cuando se tomó declaración a alguno de estos imputados la causa estaba aún secreta o fue antes de que se remitiera documentación por distintas autoridades extranjeras al juzgado o se incorporaran informes policiales al sumario.

Ruz recuerda que Correa, Crespo, El Bigotes y López Izquierdo se encuentran imputados actualmente por varios delitos contra la Administración Pública -cohecho, prevaricación, malversación, fraude a la Administración-, delitos contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales con carácter continuado todos ellos.

Cada imputado jugaba un papel

El instructor ha acordado todas estas citaciones a instancias de Anticorrupción, órgano que tras seis años de instrucción judicial ya maneja unas conclusiones definitivas de qué papel jugó cada uno de estos imputados dentro de la trama.

Según la Fiscalía, Francisco Correa era el líder de un "entramado societario dirigido a obtener irregularmente adjudicaciones públicas mediante la entrega de dádivas a funcionarios y autoridades con competencia o influencia en esas contrataciones".

Por su parte, Pablo Crespo -actuaba supervisado por Correa- era el "encargado de la gestión diaria de ese entramado". Crespo estaría auxiliado por José Luis Izquierdo encargado, básicamente, "de la gestión de la tesorería opaca del grupo y de la facturación irregular vinculada a ella". Por ultimo, Álvaro Pérez habría colaborado en los pagos ílicitos que la Gürtel hizo a distintos políticos del Partido Popular.

Por otro lado, en un segundo auto el magistrado cita el próximo 18 de marzo como imputada por un delito de prevaricación a Julia López Valladares, que trabajó en el Servicio de Régimen Interior de Vicepresidencia Primera y Portavocía de la Consejería de Presidencia de la Comunidad de Madrid.

La Fiscalía Anticorrupción sitúa a López Valladares a las órdenes del exconsejero de Deportes Alberto López Viejo, imputado en el procedimiento por adjudicar contratos públicos a las empresas de Correa a cambio de cohechos, y destaca que "podría haber tenido una participación activa" en estas operaciones.

La imputada, según el auto, habría dado "instrucciones" a las empresas de Correa sobre "cómo debían facturar un mismo acto por diversas entidades aparentemente independientes reduciendo así su importe individual por debajo de 12.020 euros, lo que les
permitiría tramitarlo como contrato menor".