Los sindicatos rechazan el 'retiro dorado' que ofrece la embotelladora de Coca-Cola

Beatriz García

La empresa considera que "deberán explicar muy bien a los trabajadores por qué no han aceptado unas condiciones tan beneficiosas".

Beatriz García | 2014-02-21

No hay acuerdo entre Iberian Partners, la embotelladora de Coca-Cola para España, y los sindicatos. La embotelladora de la multinacional de refrescos presentó el pasado martes una nueva propuesta que suavizaba las condiciones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) anunciado pasado el 22 de enero.

En un encuentro que ha durado poco menos de hora y media, los sindicatos han rechazado de manera tajante las condiciones de la empresa. Unas condiciones bastante atractivas para los empleados afectados, sobre todo, teniendo en cuenta los mínimos establecidos en la actual reforma laboral. A continuación, los puntos clave del texto:

La empresa considera que los sindicatos "deberán explicar muy bien a los trabajadores por qué no han aceptado una oferta con unas condiciones tan beneficiosas". La embotelladora asegura en un comunicado que "como pudo comprobarse ayer en las asambleas que pudieron celebrarse, es apoyada de forma mayoritaria por los trabajadores". Según Ángel López de Ocáriz, Director de Relaciones Institucionales y Comunicación de Iberian Partners, estas condiciones "no se han dado en ningún proceso similar en España en los últimos años".

Fuentes de la embotelladora han explicado a Libre Mercado que "en ningún momento los sindicatos han presentado ninguna contraoferta desde que se presentó en plan. Sus condiciones son que no se cierren las 4 plantas y eso es inviable para la empresa". Iberian Partners ha puesto fin a la actividad de las fábricas de Fuenlabrada (Madrid), Alicante, Palma de Mallorca y Colloto (Asturias). La razón del cierre es la infrautilización de dichas plantas.

La compañía lamenta "profundamente no haber encontrado en los representantes de los trabajadores la voluntad negociadora para alcanzar una solución consensuada y satisfactoria para ambas partes".

Iberian Partners decidirá, dentro del plazo legal establecido de 15 días, la forma con la que aplicará el expediente, sin tener que mantener unas condiciones que estaban supeditadas a alcanzar hoy un acuerdo con los representantes de los trabajadores.