Maduro amenaza con tomar las armas en caso de golpe de Estado

El presidente de Venezuela dijo que si fuera derrocado por un golpe de Estado, la revolución bolivariana "quizás tomaría un carácter armado".

LD/ Agencias | 2014-02-16

En plena jornada que él mismo denominó "por la paz", Nicolás Maduro no ha dudado en amenazar a los que, según él, preparan nuevas acciones para sacarlo del poder: "Quizá si un día ustedes recibieran la noticia de que la oligarquía logró caotizar Venezuela y el gobierno cayó, escenario negado, quizás sería el inicio del fin de esta oligarquía y esta revolución pacífica, democrática, quizás tomaría otro carácter, quizás tomaría un carácter armado".

El presidente ofreció un discurso en el marco del I Encuentro de Mercosur Obrero que se realiza en Caracas y comentó a los representantes del mecanismo que esta reflexión la había hecho durante una conversación telefónica que sostuvo hoy con el gobernante de Bolivia, Evo Morales.

Además, advirtió: "Que lo sepa el mundo, estamos decididos a todo, y frente a un golpe fascista, nosotros profundizaríamos y radicalizaríamos esta revolución hasta más allá de los límites que se han conocido hoy, por el camino del socialismo, que lo sepan, y saldría nuestra fuerza armada, nuestras milicias, nuestra clase obrera".

El comentario de Maduro se produce en el cuarto día de conflictos que se iniciaron el pasado miércoles después de que una manifestación contra el Gobierno terminara en hechos violentos que dejaron tres muertos, decenas de heridos y detenidos. "Sepan ustedes que yo no voy a renunciar porque este poder no me pertenece, es del pueblo", dijo al reiterar que las protestas que hay en el país tienen como fin último sacarlo del poder con un plan coordinado por el dirigente opositor Leopoldo López y financiado, dijo, por el expresidente de Colombia Álvaro Uribe.

"La revolución no va a renunciar, que lo sepan los oligarcas de aquí y los del mundo, que lo sepa el financista principal de este golpe de Estado que es Álvaro Uribe Vélez, así lo denuncio (...) ha preparado a este grupo de un señor fascista Leopoldo López", señaló y reiteró así lo dicho más temprano en un acto de masas.

Dijo que "el quilombo mayor" que se produciría si llegara a la Presidencia "un fascista" sería ver "qué hacen con el pueblo" que, aseguró, saldría a "rescatar la democracia y la patria". "La revolución bolivariana jamás se entregaría, jamás se rendiría, nunca jamás, y estamos preparados para cualquier escenario que venga, sépanlo, para lo que venga", aseguró al tiempo que comentó que su Gobierno cuenta con el apoyo de una "mayoría comprobada".

Más temprano el presidente también comentó que si la oposición quiere calle, entonces le dará calle: "No podemos tener ni un milímetro de debilidad ni un segundo de vacilación porque se trata de derrotar una corriente fascista que quiere acabar con la patria, con la paz y la independencia que hoy tenemos".