Los padres de Asunta serán juzgados por un jurado popular

La Audiencia ha rechazado el recurso de Rosario Porto en el que se solicitaba que el procedimiento no continuase por la Ley del Jurado.

LD/ Agencias | 2013-12-04

La sección sexta de la Audiencia Provincial de La Coruña, con sede en Santiago, ha rechazado el recurso interpuesto por la abogada Rosario Porto, madre Asunta Basterra, en el que se solicitaba que el procedimiento no continuase por la Ley del Jurado.

Este mismo órgano también ha decidido desestimar el recurso de apelación interpuesto por Alfonso Basterra en el que solicitaba su inmediata puesta en libertad.

Como su exesposa, Alfonso Basterra permanece en la prisión de Teixeiro, en Curtis (La Coruña), desde el pasado 27 de septiembre.

El pasado jueves fue Basterra el que se negó a declarar ante el instructor del caso, el juez José Antonio Vázquez Taín, a diferencia de su exesposa, quien sí respondió al interrogatorio para reafirmarse en que es inocente, aunque fue adaptando su versión de los hechos al contenido del sumario, cuyo secreto se había levantado unos días antes.

La menor de 12 años fue localizada sin vida por dos viandantes en una pista forestal de Teo (La Coruña) y los únicos imputados por este crimen son sus padres, acusados de la presunta comisión de un delito de asesinato.

Conversaciones

Ambas resoluciones de la Audiencia Provincial se conocen el mismo día en el que se publican, tras ser difundidas anoche por un programa de Antena 3, unas grabaciones de los padres de Asunta en los calabozos de la Guardia Civil en La Coruña, ordenadas por el juez por si podían arrojar luz sobre el crimen.

Los diálogos grabados entre ambos en los calabozos de la comandancia de la Guardia Civil en Lonzas (La Coruña) muestran al periodista Basterra aconsejando a la que había sido su mujer que dejase de hablar porque estaban grabando.

La llama "mi vida", "nena", "guapa" y "lentejita" y le recomienda no decir "nada inconveniente" y estar tranquila porque "todo va a salir bien". "No sé quién nos quiere hacer esta faena tan gorda, pero tarde o temprano caerá", comenta.

Rosario Porto indica que los investigadores deben "tener un montón de indicios" para el ingreso en prisión de ambos, le dice a Alfonso Basterra que su "imaginación calenturienta" acarreará problemas y luego espera que "estando aquí dentro", en la cárcel, "la persona que lo hizo se confíe y la pillen".

Rosario Porto cuenta que se recuperó de su estado anímico delicado por Asunta, que es la primera interesada en saber qué le ha pasado a la cría, que no puede vivir sin ella, y exclama que la menor no va a volver y se está "rompiendo entera" al pensarlo.

Basterra replica: "Respira por la nariz, echa el aire por la boca, y relájate, venga. Calma, cuando nos queramos dar cuenta estaremos en la calle en plena libertad". Mientras que de Asunta añade: "Ya lo sé mi vida, ya sé que no volverá nunca, ya lo sé Charo, ya lo sé".