Bruselas expedienta a Alemania por ser demasiado competitiva

Exige a Alemania que haga más para "reequilibrar la economía de la UE" aumentando su demanda interna.

Lm/agencias | 2013-11-13

La Comisión Europea ha expedientado este miércoles por primera vez a Alemania por su superávit exterior excesivo y ha activado también de nuevo el procedimiento por desequilibrios excesivos contra Francia e Italia, países a los que ha reclamado acelerar las reformas estructurales con el fin de consolidar la recuperación.

Para justificar la polémica decisión de expedientar a Berlín, el presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso, ha alegado que "no se trata de cuestionar la competitividad de Alemania", sino de verificar "si el alto superávit de Berlín es algo que está afectando al funcionamiento de la economía de la eurozona en su conjunto".

"Nuestro problema no es la competitividad de Alemania, sino si Alemania podría hacer más para ayudar a reequilibrar la economía de la UE", ha insistido Barroso, que ha recordado que el Ejecutivo comunitario viene reclamando a Berlín los últimos impulsar la demanda doméstica, con medidas como facilitar subidas salariales, invertir en infraestructuras o liberalizar el sector servicios.

"No estamos criticando los excelentes resultados de Alemania, especialmente su competitividad económica externa", ha sostenido el vicepresidente y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn. "Esto es lo que el resto de Estados miembros deberían imitar", ha insistido, en respuesta a las críticas de la prensa alemana.

Según el análisis de la Comisión, Alemania supera los umbrales máximos en 4 de los 11 indicadores utilizados por la UE para detectar riesgos económicos. El más importante es el superávit por cuenta corriente, que se sitúa en el 7,5% de media en los últimos tres años (frente al límite del 6%), y que según Bruselas se mantendrá en estos niveles en los próximos años. Berlín también suspende en evolución del tipo de cambio efectivo real, pérdida de cuota de mercado exportador y deuda pública.

El Ejecutivo comunitario realizará ahora un análisis en profundidad de la economía alemana, primera fase del procedimiento por desequilibrios excesivos, y publicará sus conclusiones en primavera de 2014. Si el Gobierno de Berlín no toma medidas para corregir los problemas, el expediente podría concluir con una multa de hasta el 0,1% del PIB.

En el caso de Francia e Italia, Bruselas ya examinó en profundidad los desequilibrios el año pasado y ahora lo volverá a hacer. París supera los límites en 4 indicadores e Italia en 3. "Francia ha visto pérdidas de competitividad sostenidas durante los últimos 10 años y se necesitan más esfuerzos para corregirlas", ha clamado el presidente de la Comisión. Y ha pedido en particular al Gobierno de François Hollande medidas para combatir el paro y mejorar el entorno para las empresas, haciendo que el gasto público sea más eficiente, simplificando la burocracia para las empresas y reformando el sistema fiscal para que sea más compatible con el crecimiento.

En el caso de Roma, Barroso ha dicho que "es esencial que Italia siga en la senda de las reformas, que la estabilidad política no ponga en riesgo los progresos logrados y que no haya complacencia sobre los retos pendientes, en particular completar las reformas prometidas por el Gobierno". Además, la Comisión ha expedientado también por desequilibrios excesivos a Eslovenia, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Luxemburgo, Dinamarca, Hungría, Malta, Holanda, Finlandia, Suecia y Reino Unido.