Empresarios e inversores critican la complacencia de Rajoy

Manuel Llamas

Advierten al Gobierno de que no se duerma en los laureles. La incipiente recuperación es "frágil" y quedan muchas tareas por hacer.

M. Llamas | 2013-10-21

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aprovechó la Cumbre Iberoamericana celebrada el pasado fin de semana en Panamá para sacar pecho y anunciar que España está "empezando a salir" de la crisis gracias a su "ambicioso plan de reformas" estructurales. Sin embargo, la complacencia del Ejecutivo contrasta sobremanera con el serio toque de atención lanzado este lunes por empresarios, economistas y destacados inversores españoles.

El título escogido por el Círculo de Empresarios para analizar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2014 es suficientemente descriptivo: La pérdida de impulso reformista podría retrasar la recuperación. En dicho informe, la entidad admite que "la situación de la economía española ha mejorado durante el último año", pero recuerda que "presenta debilidades que obligan a profundizar en las reformas estructurales" para seguir avanzando en competitividad, crecimiento y empleo. "Abandonar en estos momentos el impulso reformista sería poner en riesgo la tan esperada recuperación económica y retrasar aún más el retorno de la confianza de los inversores nacionales e internacionales, de las empresas y de los ciudadanos", aclara.

Igualmente, el Instituto de Estudios Económicos (IEE), el think tank de la patronal empresarial CEOE, aclara que, si bien España "ha avanzado mucho en la corrección de algunos de sus desequilibrios, como el déficit exterior, la pérdida de competitividad o el saneamiento de las entidades financieras", aún existen ciertos problemas que van a "requerir tiempo", tales como el elevado endeudamiento público y privado o la plena absorción de la burbuja inmobiliaria. La economía parece haber "tocado fondo", pero el país se enfrenta a una recuperación "lenta y frágil", de modo que "aún es pronto para dar por superada la crisis", alerta.

"El ritmo de crecimiento va a ser modesto y la reducción del desempleo gradual. Además, se trata de una recuperación frágil, que podría truncarse ante cualquier acontecimiento imprevisto en el marco de la crisis de la deuda europea u otro evento crítico. Más aún dada la vulnerabilidad derivada del elevado endeudamiento público, problema que está empezando a adquirir dimensiones realmente preocupantes que van a exigir una política de firme compromiso con la consolidación presupuestaria durante muchos años", afirman estos analistas.

Reformas pendientes

En este sentido, tanto el IEE como el Círculo de Empresarios coinciden en destacar una serie de problemas estructurales que el Gobierno debería acometer de forma urgente para poder asentar la recuperación sobre bases sólidas. Las principales críticas se centran en el elevado déficit y deuda del sector público, la elevada presión fiscal, el tamaño e ineficiencia de las Administraciones, las numerosas trabas burocráticas para crear empresas, la rigidez del mercado laboral, así como los problemas estructurales en materia de pensiones, prestaciones de desempleo y servicios públicos.

Por ello, proponen una serie de medidas y reformas estructurales para impulsar con fuerza el crecimiento y la creación de empleo en España en el menor tiempo posible:

1. Reducir el déficit y la deuda del sector público.

2. Reducir el tamaño de las Administraciones e impulsar medidas de colaboración público-privada en la prestación de servicios públicos y políticas de I+D+i.

3. Bajar impuestos mediante el diseño de un sistema fiscal estable, neutral y simple. Entre otras medidas, los empresarios proponen reducir los tipos de los impuestos directos y de las cotizaciones sociales, ensanchar las bases imponibles, reducir los beneficios fiscales y reasignar los tipos impositivos del IVA.

4. Privatizar activos y empresas del sector público.

5. Profundizar en la reforma laboral. Entre otras medidas, plantean la posibilidad de reducir a tres el número de contratos (indefinido, de duración determinada y de formación); establecer un contrato a tiempo parcial más flexible y con unos costes sociales menores; condicionar la percepción de prestaciones y subsidios de desempleo a la aceptación de ofertas de trabajo; avanzar hacia una mayor relación entre retribución y productividad; rebajar excepcionalmente el límite del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para contratar jóvenes desempleados; reducir en dos puntos las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social.

6. Reforma sanitaria: dotar de mayor autonomía a los gestores de los centros sanitarios; flexibilizar la condición estatutaria del personal (con mayor peso de la retribución en función del desempeño, incentivos en términos de formación y de movilidad funcional y geográfica, etc.); potenciar la integración entre áreas asistenciales (primaria y secundaria); introducir competencia dotando al usuario de mayor capacidad de elección; incrementar la corresponsabilidad de los ciudadanos introduciendo sistemas de copago sanitario selectivo.

7. Reforma educativa: implantar el modelo de formación dual (formación académica y práctica en colaboración con las empresas), como ha hecho Alemania, Suiza y Finlandia; imitar el modelo finlandés, que tiene los mejores resultados en Europa según el Informe PISA de la OCDE; promover un sistema de créditos estudiantiles con bajos tipos de interés; conectar el mundo educativo con la empresa.

8. Capitalizar las pensiones: el IEE defiende elevar la edad de jubilación a 70 años y, al mismo tiempo, establecer un tiempo mínimo de 40 años cotizados para cobrar el 100% de la prestación y de 20 años para cobrar el 50%; el Círculo de Empresarios, por su parte, propone transitar desde el actual modelo a otro mixto que combine el sistema de reparto, con el de capitalización obligatoria y capitalización voluntaria, ya que el Fondo de Reserva corre el riesgo de desaparecer en cinco años.

9. Seguridad jurídica: es necesario crear un marco regulatorio óptimo, unitario y estable, que reduzca plazos y costes de gestión y la inseguridad jurídica para las empresas.

10. Mayor libertad económica: mejorar el clima para hacer negocios en España, lo que requiere eliminar trabas burocráticas, fiscales, laborales y un sistema tributario estable.

Bestinver resume los deberes

Por último, Álvaro Guzmán, gestor de Bestinver -uno de los mejores fondos de inversión de Europa-, resume la receta para lograr crecimientos sanos durante varios años: