El PSOE pagó 6,44 millones a los bancos para 'borrar' una deuda de 36

Según informa ABC, se trataba de cuatro créditos impagados, suscritos a mediados de los años 80 y vencían en 1990.

LIBERTAD DIGITAL | 2013-10-21

El PSOE ocultó en su contabilidad oficial deudas acumuladas con los bancos por 16 créditos que mantenía impagados desde hacía más de quince años, según informa ABC. El diario de Vocento cuenta que el Partido Socialista pactó con los bancos pagar 6,44 millones para borrar de un plumazo deudas que superaban los 36 millones de euros.

El Tribunal de Cuentas detectó estas anomalías y así aparece en informes de fiscalización emitidos desde este órgano, pero al final acabó diluyéndose el asunto porque en 2006, con el PSOE en el Gobierno de España, el partido pactó que le perdonaran esa deuda multimillonaria los bancos a los que se la tenía que haber pagado.

En 2005, la contabilidad de la ejecutiva federal del PSOE reconocía la existencia de cuatro créditos impagados. Los había suscrito a mediados de los años 80 y vencían en 1990. Es decir, en 1990 debía haber devuelto todo el capital que recibió prestado, además de los intereses que se habían establecido. Sin embargo, tras vencer el plazo ni siquiera había devuelto todo el capital. Tampoco había abonado los intereses que le correspondían, y empezaron a generarse además intereses de demora que tampoco pagó.

Cuando la comunicó al Tribunal de Cuentas, indicó únicamente que debía, entre esos cuatro créditos, 2,5 millones de euros de capital y 4,25 millones de euros de intereses vencidos y no pagados hasta 1990, es decir, mientras estuvo vigente el plazo de dicho crédito. Pero nada dijo de los intereses morosos generados desde entonces. El Tribunal de Cuentas sí que los pudo cuantificar. Así se puso de manifiesto que a los 4,25 millones de intereses pendientes que decía el PSOE había que sumarles otros 15,72 millones por intereses morosos acumulados desde 1990 y que la dirección nacional del PSOE no hizo constar en su contabilidad oficial.

En 2006, el PSOE se despejó el asunto de un plumazo. Negoció con esas entidades y logró que le perdonaran la práctica totalidad de la deuda que arrastraba por esos cuatro préstamos que se remontaban más de 16 años atrás. Pagó los 2,5 millones de euros que aún no había devuelto por el dinero que le prestaron en su día, pero le perdonaron todos los intereses de demora que acumulaba desde 1990, así como parte de los que tampoco había llegado a pagar cuando esos créditos estaban en vigor.

Las cuentas del PSOE vasco

Según consta en los informes del Tribunal de Cuentas, ya en 2004 se detectó que la contabilidad oficial del PSOE vasco no reflejaba un total de 13,32 millones de euros que debía por intereses morosos. La deuda por estos créditos ascendía a 13,85 millones de euros en 2004, y el PSOE pagó a los bancos en 2006 779.754 euros: 344.596 por el capital que le habían prestado hacía más de 16 años y que no había devuelto, y 435.158 para zanjar unos intereses que ascendían a más de 13 millones.