Polémica por la visita de Merkel al campo de concentración de Dachau

La canciller, la primera que visita el campo donde murieron 41.000 personas, acudió al campo entre dos actos electorales.

LD / agencias | 2013-08-21

La canciller alemana, Angela Merkel, ha hecho una pausa durante su campaña electoral para visitar este martes el campo de concentración de Dachau, siendo la primera canciller que visita el lugar donde los nazis asesinaron a más de 41.000 personas durante el Holocausto.

Durante su visita, se ha encontrado con varios supervivientes, entre los que estaba Abba Naor, una judía de 85 años cuya madre y hermano de cinco años fueron asesinados en el campo de concentración junto a decenas de familiares. "Merkel ha venido para decir que nunca olvidará lo que ocurrió aquí", ha afirmado Naor.

"El nombre de Dachau es trágicamente famoso ya que sirve como modelo para los campos de concentración", ha asegurado Merkel, que ha exclamado que el "recuerdo" de lo ocurrido le llena de "tristeza y vergüenza". La canciller también ha expresado su preocupación por el creciente extremismo radical de derechas en Alemania, donde una pequeña célula nazi, Clandestinidad Nacionalsocialista, está inmersa en un juicio por el asesinato de nueve inmigrantes y un policía entre los años 2000 y 2007.

El lema Arbeit macht frei (el trabajo os hará libres) de la puerta principal del campo de concentración todavía recibe a los 800.000 visitantes anuales que acuden a la zona, llena de barracones grises y torres de vigilancia.

Unos quince minutos después de terminar su visita, la canciller ha cambiado de equipo y ha continuado con su campaña electoral, dando un mitin en un acto junto a los conservadores bávaros en la cercana ciudad de Dachau. Merkel ha aparecido en el escenario junto a una banda musical cuyos miembros estaban vestidos con los pantalones de tradicionales.

La líder del Partido Verde en el Parlamento, Renate Kuenast, ha criticado la visita de Merkel y la ha calificado de "mal gusto". "Cualquiera que se tome en serio la conmemoración de ese lugar de horror no haría esa visita durante la campaña electoral", ha asegurado. También el historiador Wolfgang Benz ha criticado que la visita "se produzca tan tarde" y, sobre todo, que se produzca en campaña electoral y encajada entre dos mítines: "Ha dado la impresión de ser algo de paso".