Cataluña 'rapiñará' más dinero al Gobierno para reducir su déficit público

Mas prorroga los Presupuestos en 2013 y recurre el reparto del déficit, que le concedió un margen mayor a la media, por considerarlo "injusto".

Libre mercado | 2013-08-06

La Generalidad de Cataluña ha acordado este martes, en su última reunión antes del periodo vacacional, mantener la prórroga de las cuentas en 2013 y centrarse en la elaboración de los Presupuestos para 2014. La medida, pactada por CiU y ERC, es la respuesta al techo de déficit de 1,58% del PIB regional para 2013 que el Ministerio de Hacienda fijó para Cataluña la semana pasada, por encima del objetivo global del 1,3% que tendrán que cumplir las CCAA.

Por otro lado, el presidente de la Generalidad, Artur Mas, ha autorizado a la Consejería de Economía a presentar un requerimiento contra el Estado para que modifique el objetivo de déficit, por considerarlo "injusto" e "ilegal", paso previo a interponer un recurso contencioso administrativo. Es decir, Cataluña amenaza con denunciar al Gobierno ante los tribunales por el reparto asimétrico del déficit acordado la semana pasada, ya que, si bien su objetivo es superior al de otras autonomías (1,58% frente al 1,3% de media), se aleja de su pretensión inicial (un déficit próximo al 2% en 2013).

Prórroga de cuentas en 2013

La Generalidad ha renunciado a elaborar los Presupuestos este año y ha decidido prorrogar las cuentas de 2012 hasta finales de este ejercicio. Cataluña cerró el pasado año con un déficit del 2,17% de su PIB, dos décimas más de lo anunciado inicialmente por Hacienda. Sin embargo, tendrá que reducir esta brecha hasta el 1,58% del PIB a cierre de 2013. Según las estimaciones de la propia Generalidad, esto supondrá aplicar un ajuste de entre 2.500 a 3.000 millones de euros este año.

Calcula que mantener una prórroga presupuestaria restrictiva como la que rige desde principios de año le permitirá ahorrar unos 2.055 millones en 2013, al tiempo que contaba con recaudar unos ingresos extra de 857 millones mediante la subida de diversos impuestos (Patrimonio, Transmisiones Patrimoniales, Actos Jurídicos Documentados, tasa turística, etc.) y la venta de activos (básicamente, edificios públicos).

Pese a todo, cabe tener en cuenta que Cataluña se acogió por segundo año consecutivo al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) para poder hacer frente a sus compromisos financieros. Para 2013, la Generalidad ha solicitado un total de 9.398 millones de euros a cuenta de dicho Fondo, de los cuales 8.009 millones son para atender vencimientos de deuda y el resto, unos 1.389 millones, para cubrir el déficit inicialmente fijado, que era del 0,7% para este año.

Ahora, con este 1,58% de déficit, la Generalidad debería poder pedir prestados otros 1.750 millones al FLA -casi nueve décimas más, a razón de unos 200 millones cada una-, con lo que la petición a este fondo para este año sumará aproximadamente 11.150 millones. A ello se suma, además, los cerca de 2.000 millones solicitados al plan de proveedores en 2013 para pagar facturas pendientes.

Nuevos Presupuestos en 2014

Asimismo, Mas también ha anunciado este martes que de cara a 2014, y con el fin de reducir el déficit al 1% del PIB el próximo año, tal y como estipula el Gobierno, elaborará unos nuevos Presupuestos en los que, en ningún caso, prevé recortar gastos sino "mejorar" los ingresos. Rechaza recortes adicionales porque, según Mas, ya se ha tocado "hueso" y se pondría en riesgo el Estado del Bienestar, pero también descarta subir nuevamente impuestos para elevar la recaudación.

Su propuesta es otra: rapiñar más dinero al Gobierno central a través de tres medidas básicas:

Así pues, la estrategia de Mas es exigir más dinero al Gobierno para reducir su déficit público en 2014, mientras que pedirá más dinero al FLA para cubrir el margen de déficit extra acordado en 2013. Hasta el momento, Cataluña ha pedido prestados a los diferentes fondos habilitados por el Estado (FLA, ICO y pago a proveedores) un total de 20.156 millones de euros en los dos últimos años, con lo que es la comunidad que más asistencia financiera ha solicitado de toda España. Según datos de Hacienda, la Administración catalana pidió prestados en 2012 un total de 8.758,1 millones de euros y este año lleva solicitados unos 11.398 millones.

Pese a todo, la Generalidad tampoco descarta aprobar nuevas subidas fiscales, aunque de carácter más marginal, como, por ejemplo, crear un nuevo impuesto que grave los pisos vacíos en manos de la banca y los promotores. Según el censo elaborado por la Generalidad en colaboración con el Colegio de Registradores de Cataluña, actualmente hay unos 80.000 pisos nuevos vacíos, unos 450.000 si se cuentan también los de segunda mano.

Parte de los pisos vacíos procede de promociones que acabaron en manos de la banca nacionalizada, que a su vez ha traspasado la mayoría de los inmuebles al banco malo, la Sareb. La idea inicial del Gobierno catalán es gravar los pisos desocupados de personas jurídicas, pero bonificarles luego esa cantidad si los ponen en alquiler.