Gibraltar compara a España con Corea del Norte

El Gobierno del Peñón ha hecho público un comunicado en el que compara las "amenazas" de Margallo con la política del "régimen fascista de Franco"

LD/AGENCIAS | 2013-08-05

El Gobierno de Gibraltar ha denunciado este domingo las "amenazas" del ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, sobre las posibles medidas contra el Peñón y ha comparado esta actitud con la política hacia Gibraltar desarrollada en las décadas de 1950 y 1960 por el régimen del dictador Francisco Franco.

En un comunicado oficial el Gobierno gibraltareño considera que las declaraciones de Margallo suponen "las más retrógradas y amenazadoras" desde antes del cierre de la verja, "claramente reminiscentes de las políticas y tácticas sobre Gibraltar desarrolladas por el régimen fascista de Franco en los 50 y 60".

"Estas afirmaciones no comportarán nada positivo a las vidas de los ciudadanos españoles que viven en el área del Campo de Gibraltar y muestran que España no tiene un pensamiento a largo plazo sobre cómo mejorar la vida de la población en la región en general", ha agregado.

Asimismo, el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ha dicho que, "sin duda, la población de Gibraltar permanecerá tranquila a la luz de las continuas provocaciones publicadas en la prensa española durante este fin de semana".

Picardo ha valorado que "el Partido Popular está empezando a sentir las presiones (en favor a un retorno del Gobierno a la línea diplomática del Foro Tripartito) y está intentando manipular los medios para respaldar su acercamiento de neardenthal".

En este sentido, ha agregado que espera que "las informaciones surgidas en la prensa durante el fin de semana no sean más que eso", al tiempo que ha afirmado que ha alcanzado un acuerdo con el Ministerio del Interior para que se proceda a la retirada de las fotografías publicadas por miembros de las fuerzas de seguridad tomadas en la zona fronteriza.

España, "como Corea del Norte"

Por otro lado, Fabián Picardo, primer ministro gibraltareño, ha realizado unas declaraciones al programa Today de Radio 4 de la BBC, en las que califica lo sucedido durante el fin de semana de "ruido de sables". "Lo que hemos visto este fin de semana es un tipo de ruido de sables que no habíamos visto durante un tiempo. Las cosas que García-Margallo ha dicho recuerdan el tipo de declaración que uno escucharía de Corea del Norte en lugar de un socio de la UE", dijo.

Pide que explique qué medidas va a tomar

Además, el Gobierno de Reino Unido ha pedido al Ejecutivo de Mariano Rajoy que explique qué medidas adicionales pretende tomar respecto a Gibraltar y ha afirmado que las diferencias con España se resolverán "por medios políticos", y no a través de "medidas desproporcionadas" como los retrasos en la verja del Peñón.

En el comunicado, un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores británico ha dicho que Londres pedirá "una explicación a España tras las informaciones según las cuales el Gobierno español podría tomar medidas adicionales respecto a Gibraltar".

El comunicado de Reino Unido indica que el Gobierno de este país "cumplirá sus compromisos constitucionales con el pueblo de Gibraltar y no hará concesiones respecto a la soberanía".

"Nuestras diferencias con España en lo referente a Gibraltar se resolverán por medios políticos, no a través de medidas desproporcionadas como los retrasos que hemos visto en la frontera durante la última semana", ha afirmado el Foreign Office en alusión a los controles en la verja de Gibraltar por parte de policías y guardias civiles españoles y las largas colas que deben hacer quienes quieren cruzarla.

A renglón seguido, el Gobierno liderado por David Cameron ha destacado que Reino Unido y España tienen "muchos intereses en común" y que Londres desea "seguir teniendo una relación sólida a todos los niveles" con el Ejecutivo de Rajoy.

Acusa a España de "intimidar"

Respecto al anuncio de García-Margallo sobre un posible cierre del espacio aéreo y de la imposición de una tasa de unos 50 euros para poder entrar y salir del Peñón, el Gobierno gibraltareño ha sostenido que "pese a que España y Gibraltar tienen la tarea de llevar a cabo un control aduanero y de inmigración en la frontera, el mismo han de ser proporcional y no excesivo, tal y como ha sido el caso desde hace alrededor de una semana, cuando España ha empezado a intimidar a Gibraltar usando la frontera como estrangulador".

"El Gobierno de Gibraltar tiene también la obligación de llevar a cabo controles de aduanas e inmigración en la frontera e interpretará cuidadosamente lo que España considera como 'proporcionado' a este respecto", ha añadido.

Así, ha resaltado que "en caso de que progrese cualquier propuesta para imponer una tasa de entrada y salida de Gibraltar, el Gobierno considerará dicha acción como contraria a los principios de libertad de movimiento garantizados por el Tratado de Roma y que España ha suspendido unilateralmente el mismo, con todas las consecuencias que ello pueda tener".

En esta misma línea, ha descrito como "bárbara y prehistórica" la "despreciable amenaza" del ministro para que los aviones que entren y salgan del Peñón no pasen por el espacio aéreo español.

"No muestra ningún cuidado por la seguridad de las personas que van en el avión y recuerda a la opinión pública internacional las acciones de la España fascista en este mismo sentido durante el régimen de Franco", ha indicado.

Por último, ha recalcado que "si los tres gobiernos- en referencia a los de España, Reino Unido y Gibraltar- tienen algún problema con el Foro Tripartito, estos asuntos han de ser objeto de renegociación, y no motivo de la retirada unilateral de una de las partes".

"El Gobierno de Gibraltar no desea ver una escalada de tensión entre socios de la Unión Europea (UE) y aliados de la OTAN, como Reino Unido y España, y confía en que ello será evitado por el señor García-Margallo a pesar de sus beligerantes afirmaciones a los periódicos", ha remachado.