Nueve muertos en un accidente de autobús en Ávila

El siniestro se ha producido a las 8:30 horas de este lunes en el kilómetro 123 de la N-403. Las causas, de momento, se desconocen.

Libertad Digital/AGENCIAS | 2013-07-08

Nueve personas han muerto y varias han resultado heridas al salirse de la vía el autobús de línea en el que viajaban en la localidad abulense de Tornadizos, según los datos facilitados a Europa Press por fuentes de Tráfico y de la Guardia Civil.

El siniestro se ha producido a las 8:30 horas de este lunes en el kilómetro 123 de la N-403, a la altura de la citada localidad de la provincia Ávila, cuando por causas que se desconocen el autobús se ha salido de la vía y se ha despeñado.

El autobús, que cubría la línea Serranillos-Ávila, se ha salido de la vía en la bajada del puerto de La Paramera y a consecuencia del impacto han perdido la vida nueve personas. Hasta el lugar se han desplazado efectivos de los Bomberos, de la Guardia Civil, y de Sacyl que ha enviado dos helicópteros, ambulancias y efectivos médicos de la zona.

Los pasajeros, en el lado por el que volcó

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, ha confirmado a El diario de Ávila que en el autobús accidentado en la N-403 a la altura del embalse de Becerril viajaban 25 personas y que toda la documentación del vehículo se encontraba en regla. Además, Ruiz Medrano ha informado que el conductor del autobús ha resultado ileso.

Según informaciones del delegado del Gobierno, la mayoría de los viajeros se encontraban sentados en la parte derecha del autobús, lado por el que volcó y razón por la que los efectos del accidente han sido más graves.

La Jefa Provincial de Tráfico, Inmaculada Matías, también presente en el lugar del accidente, confirmó que la zona no está calificada como punto negro o como zona de concentración de accidentes.

Negativo en el alcoholímetro

El conductor del autobús ha dado negativo en la prueba de alcoholemia, ha informado el delegado del Gobierno en la Comunidad, Ramiro Ruiz Medrano.

El autobús que conducía R.G.S., de 54 años, quien ha resultado ileso, tenía los seguros en regla y había pasado la ITV. En concreto, el autobús, de dieciséis años de antigüedad, había pasado la ITV hace unas dos semanas, ha concretado a los medios de comunicación Hugo Gil Peral, el otro conductor del autobús siniestrado y que estaba actualmente de vacaciones. Gil Peral ha dicho que no habían sufrido ni un solo percance hasta la fecha, nunca había pasado nada "ni siquiera con nieve".