Graves enfrentamientos entre partidarios y detractores de Morsi en El Cairo

La tensión continúa en Egipto tras el golpe de Estado: los Hermanos Musulmanes dicen que "sacrificaremos nuestras almas por Morsi".

ld/agencias | 2013-07-05

Partidarios y detractores del depuesto presidente Mohamed Morsi se enfrentan hoy con piedras, bengalas y con disparos de balines cerca de la plaza Tahrir de El Cairo tras una jornada de protestas.

Los manifestantes levantaron barricadas en el puente 6 de Octubre, sobre el río Nilo, en medio de un ambiente de creciente tensión en la zona.

Durante el día, al menos tres personas han muerto en El Cairo, Egipto, por disparos de las fuerzas de seguridad contra los miles de partidarios de Mohamed Morsi que se dirigían al lugar donde está recluido el presidente tras el golpe de Estado, según informan varias agencias.

El Ejército se ha desplegado por distintos puntos de la capital para controlar a los manifestantes, que han salido a la calle tras la oración del Viernes para reclamar la restitución de Morsi.

Horas después, el líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badía, dijo que seguirán manifestándose hasta que vuelva al poder el depuesto presidente e instó al Ejército a que lo restituya en el cargo. "Permaneceremos en todas las plazas hasta sacar a hombros a nuestro presidente", señaló Badía en un discurso ante sus seguidores en la plaza Rabea al Adauiya, en el este de El Cairo, lo que desmentiría las informaciones que apuntaban a su posible detención.

El guía espiritual de los Hermanos apuntó que su grupo sólo reconocerá la legitimidad de Morsi y de las instituciones elegidas democráticamente como la Cámara alta del Parlamento o Shura. "Sacrificaremos nuestras almas por Morsi", destacó Badía, al tiempo que exigió a las Fuerzas Armadas que "no apoyen a una sola facción".

Asimismo, Badía criticó al jeque de la institución suní Al Azhar, Ahmed Tayeb, y al papa copto, Teodoro II, de quienes dijo que "no hablan en nombre de musulmanes y cristianos" tras haber respaldado el plan del Ejército. "El golpe militar y todas las medidas que se han adoptado son nulas", destacó el líder de los Hermanos Musulmanes, que agregó que las Fuerzas Armadas están para "proteger las fronteras e involucrarse en la política".

"Con nuestros pechos desnudos, somos más fuertes que las balas", subrayó Badía, que dijo defender la religión y la revolución de 2011, que desbancó del poder al presidente Hosni Mubarak.

Badía negó haber huido después de que ayer medios oficiales dijeran que había sido detenido en la localidad de Marsa Matruh, cerca de la frontera con Libia, y de que la Fiscalía emitiese una orden de arresto contra él por supuestamente instigar a la violencia.