Rosell pide que no se cobre el paro en caso de alta indemnización por despido

"Quien ha recibido una indemnización importante no debería tener subsidio. No se pueden tener dos ingresos por un mismo hecho", dice.

LM/Agencias | 2013-06-25

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, se ha mostrado este martes partidario de suprimir o limitar el cobro de la prestación por desempleo a aquellos trabajadores que hayan recibido indemnizaciones por despido millonarias, que además están libres de impuestos.

Rosell ha hecho estas declaraciones, a título personal, durante la presentación de su libro Reformas o declive, que el dirigente de la CEOE ha dedicado a todos los empresarios: los que han caído en el empeño, los que siguen "al pie del cañón" y los que quieren serlo.

El presidente de la patronal ha puesto, a modo de ejemplo, que un señor que cobra 600.000 euros de indemnización de despido no paga IRPF porque está exento y luego tiene derecho además a cobrar hasta dos años de paro.

"Las bonificaciones en el IRPF, que suponen unos 300 millones de euros al año, deberían desaparecer y quien ha recibido una indemnización importante no debería tener subsidio de paro. No se pueden tener dos ingresos por un mismo hecho", asegura en su libro.

Durante la presentación de su libro, que tiene forma de ensayo, Rosell ha señalado que el futuro de España pasa por las reformas, que la reforma laboral es mejorable porque da lugar a diversas interpretaciones en los tribunales, que la negociación colectiva es necesaria para evitar el "caos" y que los sindicatos tienen que modernizarse, al igual que están haciendo las patronales.

Ahondando en este último asunto, Rosell afirma en su libro que los sindicatos son "perfectos defensores de un status quo en lo laboral que está archidemostrado que no funciona y que sólo es bueno para quienes tienen un empleo fijo y antiguo".

Preguntado por estas palabras, el dirigente empresarial ha señalado que se trata de una "crítica constructiva" que hace a los sindicatos, cuyos afiliados, dice, no son los trabajadores temporales, sino los empleados de las grandes empresas. "Todos nos debemos remodelar. Nosotros estamos en ello", ha añadido.

Para Rosell, cualquier organización que reciba dinero público, y eso incluye a sindicatos y empresarios, deben estar sometidos a una "transparencia absoluta", un "streep tease total", en el que se detalle lo que gastan sus dirigentes y qué se hace con el dinero público, porque el dinero público es "sagrado", según ha destacado el líder patronal.