Un gran Sergio Rodríguez lidera al Madrid en el arranque de los playoffs

El canario, con 15 puntos y cinco asistencias, ha sido decisivo junto a Rudy Fernández (17 puntos) y Mirotic (11).

Libertad Digital | 2013-05-24

El Real Madrid se ha anotado el primer punto de la eliminatoria de cuartos de final de la Liga Endesa al vencer al Blusens Monbus por 90-75, en un partido gris en el que sólo la magia del Chacho Rodríguez puso algo de color.

Pese a haber sido el último equipo que le ganó, en Liga en el Palacio de Deportes, el Real Madrid salió convencido de su superioridad sobre el Blusens Monbus y por ello decidió dejar la defensa en el vestuario. Así lo atestiguó el primer parcial (22-25). Los jugadores del equipo gallego demostraron tener paciencia en ataque y saber esperar la oportunidad para anotar en los diez primeros minutos de juego.

El partido cambió por completo con la entrada de Sergio Rodríguez y con la aparición de la defensa madridista. Los gallegos encajaron mal ambas cosas. Se acabaron las canastas fáciles para ellos y se acabó el sestear en defensa. El Chacho le metió otra velocidad al partido y comenzó a sacar de la chistera asistencia tras asistencia. El Madrid creció en mayor medida, incluso, que se empequeñeció el Obradoiro, incapaz de anotar y de frenar a su rival. El parcial del segundo cuarto no dejó lugar a duda alguna sobre la diferencia que mostraron ambos equipos sobre el parqué (28-11).

Con las bases de la victoria ya perfectamente asentadas, el entrenador del Real Madrid, Pablo Laso, decidió reservar a muchos de sus titulares. La decisión le sentó bien al equipo gallego, que pudo volver a competir y a mostrar algunas de sus muchas virtudes, aunque Alberto Corbacho siguió muy vigilado y con poco margen de acción. Salah Mejri también exhibió su velocidad de pies y el mucho, quizá demasiado, margen de mejora que tiene por delante, ante el que será su equipo la próxima temporada. Al final del tercer cuarto se llegó con un 66-56, que, numéricamente, dio alguna opción a los gallegos.

Los últimos diez minutos no se salieron del guión de un partido que no pasará a la historia del baloncesto. Sólo la magia del Chacho, la efectividad de Felipe Reyes y la regularidad de Rudy sobresalieron en un partido gris, en el que el Real Madrid consiguió el 1-0 en la eliminatoria de cuartos de final.