Los bancos de Chipre seguirán cerrados hasta el jueves

Nicosia presentó una nueva oferta a la troika para reducir el impacto de la quita sobre los pequeños ahorradores.

LM/Agencias | 2013-03-18

Los ministros de Finanzas de la zona del euro analizarán este lunes en teleconferencia la propuesta de Chipre sobre el cambio de los porcentajes de la quita a asumir por sus ahorradores como consecuencia del rescate de 10.000 millones de euros, informaron a Efe fuentes de la eurozona.

"El Grupo de Trabajo del Euro se reunirá a las 15.30 GMT y los ministros de Finanzas mantendrán una teleconferencia a las 18.30 GMT" para analizar la oferta de Nicosia, señalaron las fuentes.

Con anterioridad a esta convocatoria, varios líderes de la eurozona y algunos representantes de la troika, integrada por la CE, el BCE y el FMI, ya hicieron declaraciones que dejaban la puerta abierta a una modificación de los términos de esa quita y dejaron a Nicosia la responsabilidad de fijar los porcentajes.

Los Diecisiete acordaron en la madrugada del sábado los detalles del rescate al país mediterráneo, que incluye un impuesto extraordinario del 9,9% sobre los depósitos de más de 100.000 euros y otro del 6,7% para los de menos de esa cantidad, así como un aumento del impuesto de sociedades hasta el 12,5%.

Esa decisión ha sido criticada por las opiniones públicas de Chipre y de otros países de la eurozona, al igual que por analistas, ahorradores e inversores, por considerar que se rompe la normativa relativa a la garantía para los depósitos de hasta 100.000 euros.

La Comisión Europea (CE) respaldó hoy las decisiones tomadas por Chipre y subrayó que el acuerdo sobre el rescate y la tasa a los depósitos contó con el apoyo unánime de los socios de la eurozona.

En Chipre, el presidente de su Parlamento, Yannakis Omirú, pospuso hasta las 16.00 GMT de mañana la votación sobre el conjunto de medidas del Eurogrupo, para que los partidos puedan negociar un compromiso ante la indignación causada en la isla por la decisión.

Nicosia presentó una nueva oferta a la troika (la CE, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo) para reducir el impacto de la quita sobre los pequeños ahorradores mediante la reducción del impuesto al 3% para los depósitos inferiores a 100.000 euros y una subida al 12,5% para los superiores, dijeron a Efe en Chipre fuentes cercanas a las negociaciones. Entre tanto, los bancos chipriotas permanecerán cerrados, de momento, hasta el jueves. 

Por su parte, el vicepresidente de la CE y responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, dijo al diario Financial Times que si se logra el mismo impacto económico (5.800 millones de euros), la eurozona no se opondría a una modificación de la quita en base a una aplicación más progresiva de la carga en favor de un equilibrio social más justo. De manera similar se pronunció hoy en Berlín el miembro alemán en el directorio del Banco Central Europeo (BCE), Jörg Asmussen.

Además, la canciller alemana, Angela Merkel, consideró que "es asunto del Gobierno" de Nicosia decidir la cuantía de los porcentajes de la quita, dijo hoy su portavoz, Steffen Seibert, que apuntó que la alternativa de que los ahorradores contribuyeran al rescate fue propuesta de Chipre.

El ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, señaló, en su cuenta de la red social Twitter, que si Chipre elige un reparto diferente de la quita para proteger a los pequeños ahorradores y si respeta el monto global que debe recaudar, "debería ser escuchada".

Otra voz que expresó preocupación por la repercusión de la decisión fue la del primer ministro de Luxemburgo y hasta hace semanas jefe del Eurogrupo, Jean Claude Juncker, quien alertó de una posible pérdida de confianza entre los ciudadanos y los bancos.

"Tengo una gran preocupación de que se produzca un derrumbe de la confianza no solo entre los bancos, sino también entre los ciudadanos", manifestó Juncker, tras una reunión con su par austríaco, Werner Fayman, en Viena.

El canciller austríaco, por su parte, consideró que a diferencia de los inversores extranjeros, los pequeños ahorradores de Chipre no deben verse afectados por el rescate del sector bancario de la isla.

La tasa no solo ha enfurecido a los chipriotas, pues el presidente de Rusia, Vladímir Putin (de quien la eurozona espera contribuya al rescate de Chipre), calificó de "injusta" y "peligrosa" la introducción del impuesto.

Su primer ministro, Dimitri Medvédev, sostuvo que la medida "se asemeja a una simple confiscación de dinero ajeno", y el responsable de Finanzas, Antón Siluánov, adelantó que se replanteará la reestructuración de la deuda de Chipre, quien les ha solicitado que suavicen las condiciones de un crédito de 2.500 millones de dólares.

Los depósitos rusos en la isla se estiman en unos 20.000 millones de dólares (15.474 millones de euros) y a ellos les corresponde más de una quinta parte de todos los depósitos en los bancos de Chipre, que suman 70.544 millones de euros.