Bildu condena la doctrina Parot gracias a la ausencia de ediles de PP y PSE

Pese a estar gobernado por el PP, Vitoria ha apoyado la moción de Bildu. Faltaban el alcalde Maroto, tres de sus concejales y uno del PSE.

LD / agencias | 2013-02-23

El alcalde de Vitoria, el popular Javier Maroto, no dará traslado a la moción aprobada por el pleno pidiendo la derogación de la doctrina Parot porque está en desacuerdo con ella y, además, no es vinculante.

El Ayuntamiento de Vitoria ha acordado pedir la derogación de la citada doctrina y la puesta en libertad de todos los presos de ETA a quienes se les aplica y remitir el acuerdo al Comisionado para los Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks. La moción, presentada por Bildu, ha contado con el apoyo de los seis ediles de la coalición proetarra y de los seis del PNV.

El PP, que gobierna el consistorio con nueve ediles, ha votado en contra, pero en ese momento sólo se encontraban en el pleno cinco concejales populares -Maroto no se encontraba en el salón de plenos- y otros cinco del PSE, por lo que el texto ha sido aprobado.

En una nota, el alcalde ha asegurado que "rechaza contundentemente" el texto aprobado por el pleno y ha anunciado que no le dará traslado por estar "en desacuerdo absoluto con ella".

La doctrina Parot establece que las redenciones de condenas por beneficios penitenciarios se apliquen no sobre el máximo legal de 30 años de prisión, sino sobre cada una de las penas, lo que supone un alargamiento de su estancia en la cárcel.