El mercado inmobiliario argentino se hunde por el cepo al dólar

En la Capital Federal, la compraventa de viviendas ha caído a niveles de hace 15 años.

Libre Mercado | 2013-02-22

La compraventa de viviendas ha caído en Argentina a niveles de hace 15 años, según revela un informe del Colegio de Escribanos, similar al Colegio de Registradores español. El año pasado en la Ciudad de Buenos Aires se firmaron apenas 46.627 escrituras, es decir, una caída del 27% con respecto al 2011. Pese a ser preocupante, no es el peor dato que se desprende de dicho informe.

Estas operaciones de compraventa de inmuebles representaron el nivel más bajo de los últimos 15 años. Este dato ni siquiera fue quebrantado en el año del corralito. En 2001, en medio de la absoluta debacle económica, se firmaron en la región un total de 54.493 escrituras.

La explicación, según explica el diario Clarín, la encontramos una vez más en el cepo cambiario. A mediados de 2010 comenzó lo que hoy se ha convertido en un 'corralito' del dólar en Argentina que complica la salida del país a muchos de sus ciudadanos. A medida que han pasado los meses, la situación se ha agravado llegando a paralizar el mercado inmobiliario argentino.

Las compraventas de viviendas, se efectuaban tradicionalmente en dólares. Sin embargo, desde que comenzó la prohibición de hacer operaciones en dólares los compradores potenciales de viviendas se mantienen a la espera de ver qué ocurre con respecto al dólar, según las fuentes inmobiliarias argentinas consultadas. El cepo cambiario, que se intensificó durante el año pasado, afectó también a la construcción que sufrió la mayor caída de actividad y pérdida de empleos, según el diario argentino. La cantidad de operaciones de compra y venta en 2012 cayó 27% con relación al año anterior.

La caída, como es lógico, significó una bajada del monto nominal (en pesos) del 21,2% con respecto a la facturación de 2011. Pero este descenso es aún mayor si se computa en dólares al tipo de cambio oficial ya que supone una bajada del 28,4%.

 

El gobierno de la república, dirigido por Cristina Fernández de Kirchner, ha intensificado el control a la compra de dólares con propósitos de atesoramiento y a la obtención de créditos hipotecarios en moneda que no fuera el peso argentino lo que ha deprimido la compra de inmuebles. 

Tan sólo en diciembre de 2012, la firma de escrituras en la Ciudad de Buenos Aires sufrieron una contracción del 29,3% respecto al año anterior, en total 4.474 compraventa de viviendas