Carbonero estudia dejar su trabajo para eludir la polémica

La colaboradora de Es la mañana de Federico Beatriz Cortázar cuenta hoy en ABC que la presentadora de Telecinco podría dejar su trabajo.

Chic | 2013-02-09

Tal y como cuenta Beatriz Cortázar en el diario ABC, Sara Carbonero se plantea dejar su trabajo en medio de la polémica con el Real Madrid. Según sostiene Cortázar, a Iker y Sara se les ha terminado el ángel de los "intocables", según sus propias palabras, ese aura "que tienen aquellos a quienes se les perdona todo por los ratos de felicidad que nos han hecho pasar", refiriéndose al famoso beso que Iker le plantó a Sara Carbonero tras ganar el Mundial de Sudáfrica en 2010 ante las cámaras de televisión mientras ésta intentaba entrevistarle.

Claro que, méritos no le han faltado a la guapa periodista manchega. Tal y como recuerda Cortázar en su crónica en ABC, muchas han sido las "meteduras míticas" de pata de Carbonero. A saber, el poema de Antonio Machado que en noviembre de 2011 citó en una contraportada de Marca atribuyéndoselo a Joan Manuel Serrat en un artículo que le dedicaba a Casillas. El mismo mes, confundió la capital de Suiza diciendo Zurich en vez de Berna, en Pasapalabra. También fue muy famosa la entrevista que le hizo a Iniesta tras un partido del mundial y le preguntó si le hubiera gustado tirar un penalti que de hecho tiró. La más reciente, esa entrevista en la que dijo que era "vox pópuli que los jugadores no comulgan para nada con Mourinho... hay división en el vestuario y habrá que ver qué pasa hasta final de temporada".

También recuerda Cortázar cómo se salió en su defensa como ocurrió "con las desafortunadas palabras del Presidente de la Asociación de la Prensa, Fernando García Urbaneja" que criticó a Carbonero por situarse junto a la portería de su novio a la hora de retransmitir los partidos.

Todo cambió con las declaraciones a un programa de deportes mexicano, cuando dijo que era "vox póopuli" que había mala relación entre Mourinho y los jugadores y que el ambiente no era bueno. Aquí se terminó el "idilio", como dice Cortázar, entre Sara y los periodistas. De ahí, "que estos días estén siendo especialmente complicados para Carbonero", insiste la colaboradora de Es la mañana de Federico. Ahora, Sara se estaría planteando dejar su empleo como periodista, según confirman a ABC, fuentes cercanas a la pareja.