Cospedal ahorra 10 millones diarios para cumplir con el objetivo de déficit

Desde el Gobierno regional aseguran que es "un hecho histórico que nunca antes había conseguido ninguna comunidad autónoma".

P. M. / Libre Mercado | 2013-02-07

Castilla-La Mancha se convierte en "ejemplo" de gestión para Mariano Rajoy, aseguran fuentes de su Ejecutivo. En 2011, la región finalizó con una desviación del déficit público de 7,7%, la más elevada de España. "Hemos tocado hueso", le advirtió uno de sus consejeros, en pleno ajuste, a María Dolores de Cospedal. "Habrá que rascar", fue su lapidaria contestación. Aunque en público nunca quiso poner la mano en el fuego porque consiguiera cumplir -"Estamos intentándolo, pero es muy difícil"- a los suyos les decía que era una cuestión de credibilidad, de demostrar a los ciudadanos que sus sacrificios están valiendo la pena.

Tras un duro plan de reformas, que se fue ampliando a lo largo de los meses, la presidenta regional logró su cometido: 2012 terminó con un déficit de 550 millones de euros, dentro de los márgenes requeridos por el Ministerio de Hacienda. Más de seis puntos de reducción en un año, una cifra que ninguna otra comunidad ha conseguido alcanzar.

"Has hecho más reformas en 18 meses que en los últimos años. Has llevado a tu comunidad a la vanguardia y la has dejado preparada para la recuperación económica", le dijo el presidente el pasado mes de diciembre, conocedor de que las cifras apuntaban a un éxito en el ajuste. También le refrendó en su dualidad de cargos: "Has cumplido con lo que el partido esperaba de ti y lo has hecho con creces", afirmó en relación a su papel como secretaria general.

Un hecho histórico

De esta manera, en el Gobierno regional aseguran que han reducido el déficit del 7,7% del PIB (el mayor de todas las regiones en 2011) hasta el 1,48% del pasado año (por debajo del objetivo del 1,5% fijado por Cristóbal Montoro, algo que desde el equipo de María Dolores de Cospedal califican como "un hecho histórico que nunca antes había conseguido ninguna comunidad autónoma".

El déficit de Castilla-La Mancha a cierre de 2011 era del 7,7% del PIB, lo que equivale a 2.924 millones de euros, conforme a los ajustes de Contabilidad Nacional. A esa cifra de déficit (2.924 millones o 7,7% del PIB) hay que descontarle, por un lado, el déficit permitido para 2012 del 1,5% (568 millones) y el gasto desplazado de ejercicios anteriores (556 millones). Con lo cual, el total de la reducción que había que hacer a lo largo de 2012 para cumplir el objetivo de déficit del 1,5% era superior a los 1.809 millones.

La herencia

En mayo de 2011, cuando María Dolores de Cospedal venció en las urnas a José María Barreda, la deuda regional sumaba 6.567 millones de euros, según la contabilidad del Banco de España. Además, el nuevo Gobierno del PP denunció que existían facturas impagadas por valor de 3.000 millones de euros y una serie de obligaciones de pago que han llevado los números rojos totales por encima de los 10.800 millones (un 17,4% del PIB, sólo por detrás de Cataluña y Valencia). Sólo el pago de intereses se come, según las cuentas de la Consejería de Hacienda, más de un millón de euros al día.

De esta manera, los cálculos del equipo de Cospedal es que "durante la última legislatura del PSOE se estaban gastando 5,5 millones de euros de más al día". Si se confirman las cifras anunciadas esta semana, podría decirse que el Gobierno de la secretaria general del PP ha dejado de gastar esos 5,5 millones de más, además de lograr un ahorro extra de otros 5 millones diarios. En total, casi 3.800 millones de ajuste, una cantidad muy importante para una región como La Mancha, de los que la mitad eran para el gasto extra socialista y el resto para esos 1.800 millones de ahorro que exigía el nuevo objetivo de déficit.

Fuentes del Gobierno regional, destacan que en estos momentos, la principal consecuencia del recorte del déficit está en la reducción (o la detención del incremento) de los costes de financiación, especialmente en lo que hace referencia al pago de intereses, que "lastra las finanzas de la comunidad, ya que el dinero que tiene que destinar al pago de la deuda lo tiene que detraer de otras partidas presupuestarias". Y esta tendencia se mantendrá en el futuro si se cumplen sus planes, puesto que para 2013 se prevé un Presupuesto "equilibrado".

El ahorro

Según las cuentas de la Consejería de Hacienda, este ahorro de 1.900 millones se habría conseguido a través de las siguientes partidas:

En cuanto a políticas concretas, el Gobierno regional destaca las siguientes:

1. Gastos de personal:

2. Gastos corrientes:

3. Transferencias corrientes y de capital

Extinción / liquidación de organismos autónomos y de empresas públicas, fundaciones y consorcios:

Fusión y sobredimensionamiento de empresas y fundaciones:

4. Inversiones:

En la Consejería de Hacienda aseguran que la reducción del déficit se ha realizado a través de una contabilidad rigurosa y sin dejar ninguna factura en el cajón. El Gobierno de Cospedal ha publicado varias instrucciones para que la contabilidad refleje la imagen fiel de las cuentas de la región y no quede ninguna factura escondida. Para ello, se ha establecido un Registro Único de Facturas donde se contabilizan todas y cada una de las órdenes de pago que genera la Junta.

Además, se ha publicado a través de una Orden la obligatoriedad de que todos los funcionarios de la Junta registren, en un plazo de dos días desde su recepción, cualquier factura en el Registro Único de Facturas creado también por el Gobierno de Cospedal. Cualquier funcionario que incumpla esta Orden podrá ser objeto de responsabilidad, incluso penal.