¿Qué opciones ha dejado el Banco de España a los ahorradores?

Si quiere sacar rendimiento a su dinero, tendrá que pensar en alternativas a los tradicionales depósitos, pero ¿qué alternativas hay?

Libre Mercado | 2013-02-02

Hace unas semanas, el Banco de España sorprendía al ahorrador medio nacional: si quiere sacar rendimiento a su dinero, tendrá que pensar en alternativas a los tradicionales depósitos, pero ¿qué alternativas hay? Los expertos de OPTIMA Financial Planners analizan esta cuestión.

En primer lugar, cabe señalar que la medida, aunque dificulta de manera sustancial su comercialización, en ningún caso "mata" a los depósitos extratipados; así, por un lado, aquellas entidades, especialmente portuguesas, holandesas y andorranas, que escapan del control del Banco de España seguirán manteniendo, muy probablemente, las condiciones que venían ofertando hasta el momento.

Por otro lado, las entidades que están bajo esta supervisión están tratando de aprovechar la letra pequeña de la nueva normativa, ofreciendo depósitos a 13 meses al 2,25%, en lugar de depósitos a 12 meses al 1,75%; y, en todo caso, pese a que a corto plazo prácticamente todas las entidades acatarán la normativa, no es descartable que aquéllas que se encuentren en mejor situación asuman la penalización en el momento que les convenga "reventar" el mercado, como ocurrió en su momento con el Libretón del BBVA o la Supercuenta del Banco Santander.

Con todo, existen alternativas que pueden ser tanto o más interesantes que los depósitos. Partiendo de una filosofía similar a estos, tenemos los seguros de ahorro. Nacidos para permitir que el sector asegurador pudiese competir con el bancario en su terreno, este tipo de instrumentos ofrece, entre su amplísimo abanico de posibilidades, rentabilidades superiores al 3,5% para productos con vencimiento a un año, con alguna ventaja añadida que puede pasar desapercibida a primera vista: la diversificación de riesgos que puede aportar y las ventajas operativas que acarrea, dado que no es necesario que nuestro dinero peregrine por diversas entidades bancarias en busca de la mejor rentabilidad.

Una segunda familia de productos que pueden ser interesantes son los fondos de inversión. Este tipo de productos, pese a que a priori puede suscitar el rechazo de aquellos clientes más conservadores, pueden proporcionar niveles de rentabilidad notablemente superiores a los que puede ofrecer un depósito sin que sea necesario asumir niveles de riesgo sustancialmente elevados (sin ir más lejos, el pasado 2012 fue posible obtener rentabilidades por encima del 7% asumiendo niveles de riesgo muy reducidos). Para ello, es fundamental diversificar los riesgos asumidos, de manera que no conviene invertir todos nuestros ahorros ni en un solo fondo ni en un solo tipo de fondo, con el fin de que la gestión del riesgo asumido se asemeje, de la manera más aproximada posible, a nuestro perfil de riesgo.

Asimismo, este tipo de productos tiene una ventaja añadida, frente a los depósitos, que no suele ser tenida en cuenta. Y es que, siempre que invirtamos en estos productos dinero que no tengamos previsto utilizar, y siempre que mantengamos la inversión en este tipo de productos, no será necesario tributar por ellos hasta que volvamos a hacerlos líquidos en nuestra cuenta corriente; de esta manera, podemos diferir la tributación de los rendimientos obtenidos de manera indefinida (siempre que teniendo en cuenta la normativa fiscal actual.

Un tercer tipo de productos que conviene tener en mente son los títulos de Renta Fija. Este tipo de activos permiten gestionar los riesgos asumidos de manera más eficiente, ya que permite diversificar los sectores, los países y los plazos a los que invertimos; además, si en esta categoría optásemos por emisiones de empresas multinacionales, evitaríamos incurrir en problemas "exclusivamente nacionales" (como el griego, el irlandés, el portugués...o el español...) y podríamos seleccionar de manera más precisa el perfil de riesgo de nuestras inversiones, pudiendo optar por deuda de tipo inversión o bonos high yield, también conocidos como "bonos basura". En todo caso, la coyuntura actual de los mercados invita a ser prudentes con estos activos, ya que las rentabilidades que proporcionan se han visto reducidas de manera ostensible durante el último año.

Finalmente, las alternativas que, de manera más probable, le ofrecerá su entidad serán los fondos de inversión garantizados y los productos (en sus innumerables vertientes) estructurados. En este sentido, conviene ser muy cauteloso y conocer de manera exhaustiva qué riesgos vamos a asumir con estos productos, ya que en la medida que no garanticen una rentabilidad mínima, podemos correr el riesgo de obtener una rentabilidad inferior a la que podemos obtener con la limitación de Banco de España, incluso negativa.

Muy a tener en cuenta: sólo los depósitos y las cuentas corrientes se encuentran bajo el paraguas del Fondo de Garantía de Depósitos, lo que nos lleva a una última reflexión, y es que esta limitación, pese a que dificulta la selección de productos, permitirá a aquéllos que sepan seleccionar sus inversiones (y/o su asesoramiento...) obtener mejores rendimientos con un nivel de riesgo adecuado a su perfil y edad.

Nota

OPTIMA es la compañía europea líder de planificación patrimonial y financiera, totalmente independiente, con un concepto de negocio diferente, donde lo primordial es realizar un análisis pormenorizado del patrimonio del cliente para diseñar a medida un plan que garantice el nivel de vida de cada persona o unidad familiar.