Botín está "a pleno rendimiento" y no piensa en jubilarse

Domingo Soriano

El banquero cántabro no ha escatimado en declaraciones y se ha mostrado optimista con la situación tanto del banco como del país.

D. SORIANO | 2013-01-31

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, ha presentado los resultados anuales de la entidad este jueves en la Ciudad Financiera del grupo. Botín ha mostrado su "confianza" en que este año España está "cerca" de emprender un cambio de ciclo en la actividad de la economía, si bien ha advertido de que 2013 aún será "duro" y ha instado a "no bajar la guardia" ante la tregua de los mercados con el inicio del nuevo ejercicio.

El banquero cántabro no ha escatimado en declaraciones y se ha mostrado optimista con la situación tanto del banco como del país. "Vemos el futuro con optimismo porque, aunque este año será duro en España, tenemos la confianza de que estamos cerca de un cambio de ciclo", ha sentenciado Botín. A continuación detallamos los mensajes más significativos de su presentación:

El peso del ladrillo: "Hemos hecho una labor excepcional. Tenemos la provisión que pretendíamos tener en estos momentos. En 2013, nos faltan por provisionar 800 millones, que haremos con cargo a resultados extraordinarios. El promedio de los descuentos en los inmuebles ha llegado al 51% y no hemos tenido problemas en vender. Este año, el esfuerzo en provisiones será muy poquito, pero seguirá el afán por dar salida a los pisos que tenemos".

Banesto: "Tenemos un plan a 3 años, pero la idea es que no incluya bajas forzadas (tenemos un acuerdo con los sindicatos). Utilizaremos las bajas normales y es posible que también, al final del proceso, alguna jubilación anticipada. Cerraremos las que estén duplicadas, pero no vamos a vender oficinas".

Nuevas compras: "No hemos cambiado nuestra política de compras. Estamos estudiando la de Catalunya Caixa con el máximo interés".

Oligopolio en el sector: "Había un exceso de bancos, más bien de cajas. Y el descalabro ha venido por las cajas. Van a quedar unas 12 entidades fuertes y no hay ningún problema de oligopolio. Habrá competencia como ha habido siempre".

Ley hipotecaria y desahucios: "El sistema ha funcionado muy bien y la cultura de pago de los españoles es muy buena. Espero que las medidas sean excepcionales y transitorias, porque el sistema está funcionando. El 97% de las hipotecas se pagan. Nosotros hemos atendido a 22.000 familias con refinanciaciones. Por eso creo que estas medidas deben ser excepcionales y transitorias".

¿Austeridad o crecimiento?: "Coincido completamente con la opinión del presidente del Gobierno. En todo lo que se pueda hay que empezar a tomar medidas para la recuperación. Hay que tomar medidas que compaginen las reformas con el crecimiento".

Jubilación: "Tanto el consejero delegado (Alfredo Sáenz) como yo estamos a pleno rendimiento. En la última Junta tuvimos el 98% de apoyo a la gestión del banco. Fíjese lo que ha contado la experiencia en los últimos años. La experiencia, en este momento, es un grado".

Límites a los depósitos: "El Banco de España no ha establecido ninguna limitación a los precios del pasivo. Lo que ha hecho es transmitir al sector su preocupación por el impacto de la remuneración en la cuenta de resultados. Hay entidades que están en pérdidas operativas y están destruyendo capital. El Banco de España ha llamado la atención sobre el hecho de que las entidades que no tomen medidas pueden perjudicar su solvencia".

Lucha contra el déficit: "Las medidas que ha pedido Europa se están tomando y de una forma muy positiva, no hay más que ver cómo está reaccionando el mercado. Y está claro que una de las razones es como está actuando el Gobierno, de eso no hay ninguna duda".

Los resultados en España: "La Red Santander España ha ganado 720 millones en 2013. Si hablamos de un perímetro banco, el beneficio rondaría los 2.000 millones (sumando banca comercial, mayorista y BCF). Si cargáramos toda la exposición inmobiliaria que le corresponde a España a este resultado, pues quedaría un beneficio muy pequeñito".

Preferentes: "Coincido con el señor Almunia. Si alguien las ha comprado, tendrá las pérdidas que toquen. No creo que sea la misión del fondo de garantía [pagar estas preferentes]. Si algún banco las ha comercializado mal, pues que responda".