Los sindicatos dudan de los números de Nissan

Pedro Ayllón, portavoz de Sigem-Usoc, ha comentado la situación de la negociación para la fabricación de un nuevo vehículo en Barcelona.

esRadio | 2013-01-04

El portavoz del sindicato mayoritario Sigem-Usoc en la planta de producción que la multinacional Nissan tiene en Barcelona, Pedro Ayllón, ha explicado en esRadio el porqué de la paralización del acuerdo para la fabricación del modelo One Tone por parte de los sindicatos.

Ayllón ha contado que el acuerdo consiste en "el incremento de 24.500 unidades del ya adjudicado One Tone pick up" y también la posibilidad de "poder adjudicar un coche de pasajeros". También ha añadido que "los números que la multinacional plantea son estos 1.000 empleos directos en Nissan y 3.000 empleos indirectos así como la inversión de 130 millones de euros".

Sin embargo ha indicado llevan "varios meses discutiendo las diferentes medidas para intentar llegar a un acuerdo pero a fecha de hoy todavía no es posible" por las diferencias con la dirección de la filial de la multinacional japonesa en España.

Dudas sobre los costes que afirma Nissan

El portavoz de Sigem-Usoc ha expresado sus "dudas ante esa afirmación de costes". Ha contado que "sí que es cierto que Nissan lo que quiere es proponer ese modelo para fabricarlo en Barcelona y que tenemos todos los números para poderlo hacer".

Cree que "la dirección española ha ofertado un coste de fabricación a la multinacional cuando todavía no tenía el acuerdo" y "es lo único que tengo que reprochar en este caso a la dirección" porque "cuando se plantea un coste se tiene que hacer cuando se tiene controlado y en, este sentido, no lo estaba".

Sin embargo ha afirmado que "nosotros no queremos que pase el vehículo, queremos que se adjudique a la planta de Barcelona" porque "creemos que nos daría una viabilidad a medio plazo importante" y que "estamos en disposición de seguir discutiendo".

La postura de Sigem-Usoc

Pedro Ayllón ha comentado que ellos "de momento" no han "dicho que sí al acuerdo" y ha explicado su planteamiento realzando dos elementos que "están encima de la mesa" uno es "la doble escala salarial" y el otro es "la situación de los trabajadores".

Sobre la doble escala salariar ha contado que "estamos de acuerdo con los matices que conlleve, concretamente, el planteamiento que hay es ingresar cobrando 19.900 euros, que en salario neto real son en torno a 1.170 euros", y "en el período de siete años alcanzar los 29.152 euros, unos 1.620 euros netos al mes".

Sin embargo es la segunda postura la que más problemas les está dando a la hora de firmar el acuerdo. Ayllón ha remarcado que "a diferencia del resto de sindicatos para nosotros es premisa sine qua non" para la firma porque "si hay un compromiso sobre el empleo habrá un compromiso sobre la doble escala salarial".

El portavoz de Sigem-Usoc ha dicho que "en ese tema" defienden que "tiene que haber una garantía sobre los indefinidos de la plantilla actual, 3.100 trabajadores, y otro sobre los temporales" con la "idea de poder pasarlos a indefinidos".

Pedro Ayllón ha explicado que "a la dirección le hemos dicho que en el empleo necesitamos este acuerdo" porque "si la plantilla va a realizar una serie de sacrificios en el otro lado de la balanza tiene que estar la estabilidad en el empleo a medio plazo".