Hacienda lanza la amnistía catastral

Todo aquel que tenga un inmueble sin declarar al catastro podrá ahorrarse la sanción a partir de 2013.

Libre Mercado | 2012-12-19

¿Tiene una caseta de campo que ha acabado convertida en vivienda? ¿Ha ampliado su chalet sin declararlo al catastro? ¿Ha hecho una habitación más en la terraza de su ático? Hasta ahora, son muchos los propietarios que han hecho reformas o ampliaciones en sus inmuebles sin efectuar la correspondiente declaración obligatoria al catastro. Sin emabrgo, el Partido Popular ha presentado una enmienda a la Ley de Medidas Tributarias que discute el Congreso para crear una especie de amnistía catastral. Es decir, todo aquel que tenga un inmueble sin declarar al catastro o que haya realizado mejoras y rehabilitaciones que no hayan sido declaradas podrá regularizar su situación, ahorrándose así la correspondiente sanción a cambio de abonar una tasa de 60 euros.

En España existe toda una realidad inmobiliaria fantasma. Miles y miles de metros cuadrados de viviendas no declaradas y que desde 2013 se podrán regularizar con el simple pago de dicha tasa, aunque también se deberán abonar los impuestos atrasados que se devenguen más los correspondientes intereses de demora, según aclaran fuentes del Ministerio de Hacienda. El Gobierno abre así una puerta para regularizar este tipo de situaciones, previo pago de la citada tasa y los impuestos atrasados, evitando a los declarantes el abono de la sanción correspondiente -que podría ser muy superior-.

Además, los inmuebles o construcciones ilegales, como el hecho de levantar una casa en suelo rural por ejemplo, seguirán siendo, en todo caso, ilegales, con lo que no se predonarán este tipo de irregularidades. La medida persigue, simplemente, la regularización de reformas o ampliaciones, que no constan en el catastro, en propiedades que son legales.

El Ejecutivo dispone de la fotografía aérea (ortofotografía) para descubrir fraudes en el catastro en forma de obras domésticas que alteran la naturaleza o el tamaño de los inmuebles sin declararse al catastro, según recoge idealista.com. Esto provoca que la administración no ingrese todo lo que debería por el IBI, el IRPF u otros impuestos relacionados con la vivienda.

Pese a que dichas fotografías aportan evidencias de fraude, chocan con la ley, ya que podrían ser una invasión de la intimidad, según publica Interviu. Por ello, el Ministerio de Hacienda ha decidido llevar a cabo esta especie de amnistía catastral, que permitirá a los propietarios dar de alta las modificaciones sobre inmuebles con el pago de una tasa de 60 euros -y el abono de impuestos pasados-. La recaudación directa a base de esta tasa no se espera que sea muy alta, pero lo que se pretende es poder elevar la base sobre la que posteriormente recaudar más de forma indirecta, por ejemplo, vía IBI.