Cospedal advierte de que en la Constitución "no entran aspiraciones soberanistas"

La presidenta de Castilla-La Mancha fue muy clara: "La soberanía nacional reside en todo el pueblo español". 

Libertad Digital | 2012-12-06

La amenaza de independencia que hace un sector de Cataluña centró, de forma más o menos velada, algunos de los mensajes lanzados por las autoridades que asistieron al homenaje a la Constitución celebrado en la Cámara Alta. La más contundente fue, de nuevo, la presidenta de Castilla-La Mancha, que recordó públicamente que en el texto de 1978 "no entran las aspiraciones soberanistas".

Aún más, María Dolores de Cospedal puso en valor que para que se llegara al extremo de una hipotética independencia de dicha comunidad antes habría que reformar la Carta Magna y después "el pueblo español" en su conjunto tendría que dar su opinión en referéndum. La también secretaria general de los populares no pudo ser más concreta: "La soberanía nacional reside en todo el pueblo español, de todos los que vivimos en este gran país que es España. Todos los ciudadanos somos los que debemos de decidir sobre el futuro de este país", zanjó, informa Pablo Montesinos.

En los discursos, el presidente del Congreso, Jesús Posada, recordó que los valores que inspiraron al pueblo español en la redacción de la Constitución, que cumple 34 años, deben ser los mismos que guíen ahora hacia la salida de la crisis económica, y ha subrayado que, como en 1978, los españoles "sabemos cuáles son las metas y compartimos los valores". Además, hizo una referencia a los conflictos políticos que actualmente ocupan parte de la actualidad, subrayando que "esta etapa de dificultades no es, desde luego, momento para plantear aventuras revisionistas" o de "ahondar en las discrepancias, aunque existan".

En este mismo sentido, el presidente del Senado, Pío García Escudero, consideró que la Constitución es "un pacto vivo" que, entre otros méritos, dio a luz un modelo autonómico que, aunque "perfectible", no debería de ponerse en cuestión y menos romperse por las tensiones que causa la crisis económica.

Para la portavoz de Unión, Progreso y Democracia, Rosa Díez, la Constitución sólo precisaría cambios para garantizar el cumplimiento efectivo de derechos fundamentales como la libertad, la igualdad y la justicia "para todos". También afirmó que resulta "muy fácil venir a honrar y reivindicar la Constitución de 1978", que es una ley de leyes que debe mantenerse "en sus aspectos fundamentales". "Es un día para honrar, pero también para reivindicar artículos que proclamas derechos fundamentales como la libertad, la igualdad y la justicia para todos –señaló–. Son aspectos que toca reivindicar y honrar, las dos cosas a la vez".

Por último, la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, destacó que "en estos momentos de crisis es más necesario que nunca celebrar la Constitución como punto de unión de todos los españoles". Y remató: "Necesitamos más Constitución" porque "puede ayudarnos a salir de este momento tan complicado".