El déficit del Gobierno central mejora en septiembre pero supera al de 2011

Domingo Soriano

Fernández Currás asegura que las cuentas están "bajo control" y augura que la Administración central acabará el año por debajo del 4%.

D. Soriano | 2012-10-30

"El déficit está bajo control". Así lo cree la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, que este martes ha sido la encargada de presentar en rueda de prensa los datos de ejecución presupuestaria del Estado en los nueve primeros meses del año. Las cuentas de la Administración central siguen mostrando unas cifras preocupantes, pero el Gobierno está convencido de que se corregirán de aquí final de año.

De hecho, Fernández Currás se ha mostrado este martes muy satisfecha con los datos de septiembre: el déficit del Estado en términos de contabilidad nacional ha caído hasta el 4,39% del PIB respecto a agosto, cuando tocó el 4,77%. En términos homogéneos, quitando las transferencias a otras administraciones públicas, el dato es incluso un poco mejor, el 3,93% respecto al 4,26% de agosto.

Es cierto que si comparamos el déficit con el del año pasado, la cosa ya tiene peor pinta. Así, en términos de contabilidad nacional el déficit de septiembre alcanza el 4,39% del PIB frente al 3,53% de septiembre de 2011 (un 22% menos que este año). Y hay que recordar que el Estado no cumplió con su objetivo de déficit a final de 2011.

A pesar de todo esto, el Gobierno está convencido de que se cumplirá con el objetivo a final de año. Las medidas tomadas, tanto en impuestos como en gastos, hacen pensar a los responsables del Ministerio de Hacienda que se logrará al objetivo de déficit. De hecho, el IVA ha aumentado en septiembre un 11%, tras la subida decretada por el Gobierno. Y en Sociedades e IRPF también se esperan fuertes incrementos de aquí a diciembre, porque este año se han adelantado algunas devoluciones. Será complicado cumplir con los límites impuestos por la UE, pero en Hacienda no hay dudas de que se logrará.

Incluso, Fernández Currás ha asegurado que el Gobierno central acabará el año "por debajo del 4%", cuando su objetivo es del 4,5%. No quiere eso decir que el conjunto de las administraciones públicas españolas tendrán margen respecto al 6,3% pactado con Bruselas. En realidad, lo que ocurre es que otras administraciones, en especial la Seguridad Social, no cumplirán con lo previsto (en teoría, tenía que acabar el año en equilibrio presupuestario). Por lo tanto, como ha explicado la secretaria de Estado, el Gobierno central se verá obligado a "hacer hueco" para encajar este déficit excesivo de otras administraciones.

Las claves del cuarto trimestre

Con este panorama, hay una serie de cuestiones clave que marcarán el último trimestre del año y que determinarán si el Gobierno cumple o no con el objetivo de déficit.