Jaque al sector del tabaco: la UE quiere cambiar su sabor y aspecto

Beatriz García

La Comisión Europea planea aprobar en menos de dos años otra directiva antitabaco que ha hecho temblar al sector.

Beatriz García | 2012-10-30
La lucha de la Comisión Europea contra el tabaco no da tregua. La UE prepara una nueva Directiva europea (Directiva 2001/37/CE) que ha hecho temblar los cimientos de la industria tabaquera española y que ha llevado a las empresas que participan en el sector a crear un frente común ante las "peligrosas medidas" que se planean.

Todas las empresas y asociaciones que se dedican al cultivo, transformación, fabricación, distribución y venta en España, así como la CEOE, se han unido bajo el nombre de Mesa del Tabaco. Su objetivo es explicar en qué consiste una normativa que podría entrar en vigor a partir de 2014, y que cambiaría el concepto del tabaco tal y como se conoce hasta ahora. También pretenden alertar de las graves consecuencias económicas y sociales que supondría su aplicación.

En una entrevista a Libre Mercado, el portavoz de la Mesa, Juan Páramo, ha dado todos los detalles sobre los nuevos cambios que, si nadie lo remedia, se van a producir en el sector. La Directiva europea se ha propuesto actuar sobre tres áreas: el sabor, el producto y la venta.

Las consecuencias de las medidas

El Departamento de Economía Servicios y Estudios de la CEOE ha elaborado un informe en el que analiza la relevancia que tiene el sector del tabaco en la economía española en su conjunto, tanto por su aportación a la creación de riqueza en forma de inversiones, empleo y sinergias productivas, como por su importante contribución a las arcas del Estado.
 
"La CEOE es miembro de esta Mesa no solo por el tabaco sino porque este exceso regulatorio y desproporcionado puede ser un grave precedente para otros muchos sectores. Hoy les da por el tabaco, pero mañana será por el alcohol, por el azúcar, por la comida o por lo que sea", explica Páramo.

"Si al mercado tabaquero le quitas tres de las cuatro P de marketing (producto, plaza y promoción) solo te queda el precio", explica Páramo. El resultado de esto es "que las marcas solo contarían con el precio para poder ser más competitivas y tendrán que bajar ese precio para mantenerse en el negocio, lo que echa por tierra el objetivo de la Directiva europea de desincetivar el consumo en general e impedir que los menores tengan acceso a ello", añade.

El sector del tabaco, en datos

Las actividades vinculadas al tabaco producen un valor añadido de 2.700 millones de euros (VAB), lo que representa casi el 0,3% del total del valor añadido de la economía española. En cuanto al empleo, 56.000 empleos, directos e indirectos, dependen en la actualidad de la industria del tabaco en España. El sector proporciona empleo a 33.626 personas de forma directa, a lo que habría que añadir los casi 22.000 puestos de trabajo estables creados de forma indirecta.

Respecto a los ingresos impositivos, la recaudación de impuestos a las Labores del Tabaco en 2010 superó los 10.000 millones de euros, incluyendo el IVA recaudado por este concepto. Los impuestos especiales del tabaco significaron el 40% de los impuestos especiales recaudados en España en 2010 y el 5,7% de la totalidad de los ingresos fiscales. Como se puede observar, la transcendencia fiscal del sector es muy superior a su peso específico en la economía nacional.
 
Otro de los aspectos sobre los que alerta la CEOE el la proliferación del contrabando de tabaco en los últimos años (fronterizo y falso). "Si por la vía legal los fumadores tienen dificultades para adquirir sus marcas, lo harán por la vía ilegal como ya lo están haciendo", dice Páramo. "Actualmente, se estima que entre un 10% y un 15% de los cigarrillos son ilegales, pero en CCAA como Andalucía llega al 20% y en provincias como Cádiz al 35%", explica. La Directiva no hace referencia a este punto a pesar de que las ventas ilícitas de tabaco también acercan este producto a los menores, además de carecer de ningún control sanitario en el caso de las falsificaciones.
 
"La Mesa del Tabaco defiende todas las medidas que eviten que la gente se inicie en este hábito tan perjudicial, pero no puede defender las que no sirven para cumplir ese objetivo. Fumar o no fumar es una decisión individual que toman las personas adultas no las leyes", concluye.
 
A finales de año se aprobará este borrador, en 2013 los países miembros tendrán la oportunidad de presentar las enmiendas hasta que se redacte el texto definitivo y en 2014 entrará en vigor. Ésta es una ley de mínimos, después cada Gobierno podrá aportarle todos los añadidos que considere oportunos. Por primera vez, España ha reunido en un único ente, capitaneado por el Ministerio de Sanidad, al resto de áreas afectadas (Agricultura, Hacienda, Industria...). Su postura se hará pública dentro de poco, pero de momento habrá que esperar.