La bailarina de Fangoria desvela la intimidad de Alaska y Mario

Lara Sajén declara que "son muy tradicionales, de ir a cenar los domingos a casa de los padres de él o de la madre de ella".

Chic | 2012-10-22

Lara Sajén, bailarina de Fangoria, ha desvelado en Interviú que a Mario Vaquerizo "le flipan los parques de atracciones, tanto que si en la ciudad donde toca Fangoria hay feria, nos escapamos después del concierto a subirnos en todo. Su favorito, los autos de choque", mientras que de Alaska dice que "viviría solo comiendo patatas en todos sus formatos".

A Sajén le "gustaría que el Mario de la tele y el de verdad fuesen un poco distintos, pero son iguales: hiperactivos, graciosos y despistados". Lo califica también de un nuevo modelo de hombre, distinto a todo lo anterior: "Su entrada en escena va a crear un nuevo tipo de hombre, que se va a soltar, que saca su pluma, que admira la belleza de un chico guapo pero que es heterosexual". De Alaska tampoco ahorra laureles: la bailarina dice que "lo primero que transmite es respeto, pero es muy divertida". 

Lara Sajén declara que "la complicidad de chica la tengo con su marido –Mario Vaquerizo-, le he contado lo que he hecho y no he hecho en la cama, mis experiencias... Es muy buen consejero". La bailarina explica que esa complicidad se debe a que "nos han pasado cosas parecidas. A él se le murió un hermano, Ángel, en un accidente de moto; y al mío, Darío, le arrolló un coche cuando iba andando con su moto averiada. En esos ‘chill out’ melancólicos hablamos de eso, del dolor que causó a las dos familias".

Sajén ve a Alaska y a Mario "casados toda la vida. Mario cree en el amor para siempre, es el que le da besos, achuchones y pellizcos, y ella es la que pone cara y mirada de enamorada de telenovela. Y además son muy buena pareja profesional". "Los dos son muy tradicionales, de ir a cenar los domingos a casa de los padres de él o de la madre de ella", añade.