Encontronazo por los homosexuales y Sortu en el Congreso

Ketty Garat

Sesión de control paralela en la que Jesús Posada concede 4 turnos extraordinarios: "¡Vá!¡Qué más da!".

KETTY GARAT | 2012-06-27

Dos temas que aparentemente no tienen nada que ver, el matrimonio homosexual y la sentencia del Tribunal Constitucional sobre Sortu, pero que han servido Gobierno y oposición para representar el enfretamiento más duro y descontrolado de la legislatura en una sesión de control. Todó comenzó en el turno de preguntas al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, a quien la socialista murciana María González Veracruz preguntó por el matrimonio homosexual tildando al PP de "homófobo". "Les han adelantado hasta los de la Real Academia de la Lengua que no son precisamente progres".

Gallardón respondió aludiendo a la coherencia de la bancada de la oposición y de su jefe de filas, Alfredo Pérez Rubalcaba: "¿Por qué no aplica usted la doctrina Rubalcaba? consistente en cuando se es ministro del Interior se solicita que se recurra la legalización de Sortu, para cuando luego dice el TC que es legal criticar al ministro de Justicia porque discrepa de la sentencia?".

Con la bancada socialista montando en cólera, el titular de Justicia llegó a solicitarle amparo al presidente Jesús Posada: "Señor presidente, le pido por favor, que calme usted a la bancada socialista que la veo muy nerviosa". Una advertencia que no le sentó demasiado bien a la presidencia: "Señor ministro, el pleno lo dirijo yo... pero ruego silencio para que se entiendan las preguntas y las contestaciones".

El ambiente caledado se aparcó entonces hasta el final de la sesión de control. Momento en el que Alfredo Pérez Rubalcaba pidió hacer uso del reglamento para defenderse del rejón de Gallardón: "Quiero decirle al señor Gallardón que me parece desafortunadísimo que para defender su posición en materia de matrimonio en parejas del mismo sexo aluda a la política antiterrorista en la que estamos apoyando firmemente al Gobierno. Le quiero decir que la cosa es mucho más sencilla. Si se trata de si permitimos que la gente duerma con quien quiera y se case con quien quiera. Eso es lo que estamos hablando aqui".

Un turno extraordinario que ha motivado la petición del portavoz del PP, Alfonso Alonso, de intervenir también desde su escaño: "Yo si quisiera también que se retiraran del orden del día las acusaciones que se han hecho desde el grupo socialista llamando a este grupo homófobo porque la homofobia es un delito que viene tipificada en el código penal. Si, si, si..."

Y después del PP, pedía hacer lo propio el secretario general del GPSOE, Eduardo Madina: "Si quiere nos ponemos a abrir un debate aquí todos con todos y hacemos otra sesión de control, pero la respuesta la tenía que haber dado un ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ausente una vez más en esta Cámara".

Tras el aplauso de la bancada socialista, el presidente Jesús Posada, apeló a la bancada azul: "Es obvio que si hubiera estado el ministro de Justicia habría contestado él, pero sí creo que debía haber una contestación y si un miembro del Gobierno me pide la palabra se la doy, claro...". La queja de la bancada de la oposición y de algún miembro de la mesa motivó el micro abierto de Jesús Posada: "Ba, ¡qué mas da!".

Finalmente, fue el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, quien defendió a su colega gubernamental recordando qué es lo que había dicho Alberto Ruiz Gallardón: "Sabe bien el señor Rubalcaba, que no tengo intención de polemizar en la política antiterrorista, pero lo que ha dicho el ministro de Justicia es que la incoherencia era que quien inició ese procedimiento contra Sortu ahora, ante una sentencia contradictoria con su voluntad, diga que le parece muy mal que el ministro de Justicia discrepe de esta sentencia. Eso es lo que ha dicho el ministro y yo me veo en el deber de aclararlo, en favor del ministro de Justicia que creo que ha sido coherente".