Linde pide la "ayuda y comprensión de todos" para el Banco de España

En su toma de posesión como gobernador del Banco de España, quiso despejar las dudas que ha dejado la gestión de MAFO.

lm/Agencias | 2012-06-26

El nuevo gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha asegurado que la institución "no va a fallar", pero ha hecho una petición a todas las instancias que han cuestionado en las últimas semanas al banco emisor: "Necesitamos la comprensión y la ayuda de todos".

Durante el acto de su toma de posesión, en el que estuvo presente el gobernador saliente, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, Linde salió así al paso de las críticas vertidas sobre la institución, especialmente tras la intervención de Bankia.

Linde quiso dejar claro que el Banco de España es una institución "fuerte, una gran máquina, bien organizada, con mucha experiencia", pero precisó que todo ello tiene como contrapartida una mayor "responsabilidad" que obliga a esforzarse "para conseguir que se entienda bien" lo que hace y las razones de su actuación.

Por ello, Linde aprovechó su primer discurso para pedir que se disipen las dudas sobre la gestión del Banco de España. "Necesitamos la comprensión y la ayuda de todos: partidos políticos, agentes económicos y medios de comunicación. Y desde ahora mismo, me atrevo a pedir esa ayuda y esa comprensión", señaló.

Para zanjar la cuestión, Linde citó al escritor Josep Pla, quien dijo que una de las cosas peores que le podía pasarle a los españoles era que les fallase el Banco de España. "Pues bien, eso no va a ocurrir, no vamos a fallar", apostilló.

Los tres objetivos del Banco de España

Durante su discurso, Linde puntualizó que el cumplimiento de sus responsabilidades como organismo "autónomo e independiente" es uno de los tres grandes objetivos que se ha marcado en su mandato.

De los dos restantes, el primero, a corto plazo, es ayudar a "sanear y reforzar" el sistema bancario para ganar confianza y a seguir aplicando reformas y racionalizando las finanzas públicas. Además, mostró su voluntad de contribuir a poner en marcha "nuevas iniciativas" para avanzar en la coordinación fiscal y la integración bancaria y financiera en la UE.

En segundo lugar, Linde miró más a largo plazo y dijo que el Banco de España "tiene que empezar a pensar en términos de estabilidad financiera" y adecuar para ello sus competencias y su organización . "No sé cuándo se podrá culminar este trabajo, pero tenemos que empezarlo ya", aseveró.

Los últimos consejos de Fernández Ordóñez

Minutos antes, el ya ex gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, se despidió del cargo con una lista de alegatos en favor de la independencia de la institución y de consejos para su sucesor.

Así, se defendió de las "críticas injustas" recibidas por el Banco de España, y avisó a Linde de los riesgos de "defender palmariamente la independencia" de la institución. "Espero que se no se vea en una situación que le haga demostrar palmariamente su independencia", dijo para añadir que en esta situación sólo existen dos alternativas no exentas ninguna de ellas de "costes".

La primera, dijo, es no ejercer la independencia "por comodidad", para "evitar el coste del conflicto". "No la recomiendo porque se paga un alto precio en el corto plazo y remordimiento que os acompañará toda la vida", descartó.

La segunda, por la que apostó, es la de "ejercerla", aunque aseguró que siendo una opción "gratificante", tampoco evita costes en el corto plazo por "de los que rara vez toleran una actitud discrepante o la de aquellos que ven afectados sus intereses particulares".

Montoro: "Espero que el Banco de España gane credibilidad"

Durante el acto también intervino el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que sustituyó en el acto al ministro de Economía, Luis de Guindos, quien comparecía en esos momentos en el Congreso para dar cuentas precisamente del plan de rescate a la banca.

Montoro aseguró que con Linde el Banco de España queda "en las mejores manos" en un momento especialmente difícil que exige "recuperar la confianza y la credibilidad en el Banco de España". Además, contextualizó el nombramiento en una semana "trascendente" para el euro, puesto que la Cumbre europea de los días 28 y 29 de junio debería sentar las bases del cambio de rumbo en la crisis financiera.

Al acto asistieron también el ex consejero del BCE, José Manuel González Páramo, los ministros de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el de Industria, José Manuel Soria, así como una nutrida representación del mundo financiero, en la que no faltó los presidentes de la AEB, Miguel Martín, de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri o del BBVA, Francisco González.