Once jueces del Supremo rechazan investigar los viajes de Dívar

La decisión de la Sala Penal cuenta con cuatro votos particulares. Dívar ha convocado un pleno extraordinario en el CGPJ. 

ángela martialay | 2012-06-13

El Pleno de la Sala Penal del Supremo, compuesto por quince magistrados, ha rechazado la querella que la asociación de juristas Preeminencia del Derecho presentó contra Carlos Dívar por los delitos de apropiación indebida y estafa cometidos presuntamente a raíz de la treintena de viajes que realizó a diversas ciudades de España a cargo del CGPJ.

Esta decisión cuenta con cuatro votos particulares de los magistrados José Manuel Maza, Perfecto Andrés, Joaquín Giménez y Alberto Jorge Barreiro que se han mostrado a favor de abrir una investigación penal a Dívar, según informaron fuentes jurídicas.

La Sala sólo ha adelantado este miércoles el fallo mientras que la argumentación jurídica completa se dará a conocer en los próximos días. Sin embargo, fuentes consultadas por Libertad Digital han informado de que la mayoría del pleno cree que la conducta de Dívar se encuentra justificada desde el momento en que el CGPJ aprobó un acuerdo donde se autoriza tanto al presidente como a sus vocales a no acreditar los motivos de sus viajes. Además, los once jueces que han rechazado investigar al presidente mantienen que los gastos de Dívar estaban controlados por la interventora del Consejo.

En la otra orilla, los jueces discrepantes afirman que es distinto que no haya que justificar los gastos de los viajes a que el presidente se pudiera gastar el dinero "en lo que él quisiera". 

Desde un primer momento, la Fiscalía se oponía a la admisión a trámite de esta querella porque no veía delito tras el comportamiento de Dívar. En su escrito, el Ministerio Público sostiene que las autoridades "como grado o jerarquía máxima de quienes ejercen funciones públicas presenta unos límites más imprecisos, más borrosos, en los que a veces resulta muy difícil de separar o delimitar la actividad pública de la privada a efectos de establecer cuando debe darse por terminada una para entender comenzada la siguiente". También aludía el Ministerio Fiscal al mencionado acuerdo suscrito por el Consejo en el año 1996 que desde entonces se ha aplicado a todos sus presidentes y vocales.

Dívar mueve ficha

Por su parte, el presidente del Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial Carlos Dívar ha convocado este miércoles un pleno extraordinario para el próximo día 21 para "analizar la situación que atraviesa el órgano de gobierno de los jueces", según informaron fuentes jurídicas.

Dívar, que en su única rueda de prensa desde que saltó el escándalo señaló que no se había planteado dimitir, ha anunciado esta medida después de que este martes varios vocales mostraran su intención de solicitar un pleno extraordinario para volver a pedir explicaciones al magistrado sobre sus viajes e instarle a que dimita.

Sin embargo, pese a que Carlos Dívar ha tratado esta vez de adelantarse a los consejeros ya hay cinco vocales del CGPJ- Margarita Robles, Felix Azón, Carles Cruz, Inmaculada Montalbán y José Manuel Gómez Benítez- que han exigido al presidente que la celebración de este pleno sea "inmediata" y no la semana que viene. Los vocales piden al presidente que convoque el pleno en las próximas 72 horas. 

El juego de fechas es importante ya que el próximo lunes está previsto que el Rey Juan Carlos acuda a la sede del Alto Tribunal para celebrar su bicentenario. Un acto que estará presidido por Dívar.

Por esta razón, los vocales mencionados quieren abordar de nuevo la dimisión del presidente antes del bicentenario del Supremo. Los cinco consejeros destacan en un escrito que "no puede obviarse" que aunque el Alto Tribunal ha rechazado investigar penalmente a Dívar "dicha decisión no ha sido unánime sino que ha habido cuatro magistrados que han considerado que hubiera sido necesario avanzar en la instrucción del procedimiento".

Por otro lado, en el escrito los vocales -Robles, Azón, Cruz y Montalbán- han recalcado que "aún cuando los hechos no estén sometidos a los parámetros del Derecho Penal según el Tribunal Supremo, son incompatibles con los principios de transparencia y austeridad exigibles a todo responsable público y han propiciado que se extienda una opinión generalizada de ausencia de los mismos y de utilización poco responsable de los fondos públicos por parte de todos los miembros del Consejo General del Poder Judicial".

Asimismo, dichos vocales vuelven a pedir a Dívar que deje el cargo ante "la insuficiencia de las explicaciones dadas hasta la fecha y el perjuicio que se ha ocasionado a los hombres y mujeres que con seriedad y rigor sirven a la Carrera Judicial".

Por su parte, el vocal José Manuel Gómez Benítez –ex abogado de Garzón y un hombre de la confianza de Rubalcaba- ha solicitado de nuevo que se incluya en el orden del día de ese pleno extraordinario la "remoción del cargo del presidente del Consejo General del Poder Judicial por incumplimiento grave de sus deberes".