Luis de Guindos: "La fusión y la salida a Bolsa de Bankia no fueron lo más acertado"

Domingo Soriano

El ministro de Economía asegura que se mantendrá la obra social y que el sistema financiero está más sano de lo que parece.

D. SORIANO | 2012-05-23

Este miércoles, Luis de Guindos ha acudido al Congreso a explicar cómo será la nacionalización de Bankia. El ministro de Economía no se ha limitado a hablar de las futuras inyecciones de capital en la entidad o de cómo el Estado tomará una participación mayoritaria en la misma. Además, ha tocado muchos otros temas de relevancia sobre el sector financiero:

Seguridad para los ahorradores: "Lo que tendremos son dos entidades absolutamente controladas por el Estado. Es un elemento que quiero destacar, también, por la absoluta seguridad para todos los depositantes de Bankia. Hoy esta entidad es mucho más segura que hace un mes. Están garantizados todos los depósitos" ha añadido.

La maldita burbuja: "Lo que nos queda ahora es limpiar los errores cometidos en el pasado. Esa corrección es dolorosa y tiene impactos. Bankia es un caso paradigmático de esos errores. La fusión de las entidades no era la más adecuada y la salida a Bolsa tampoco".

Los próximos pasos: "En esta semana el nuevo equipo de gestión va a convocar al consejo y a plantear el plan de saneamiento. A partir de ahí se determinarán las necesidades de saneamiento y capital. En la confianza de que este plan está bien diseñado y se hace en una entidad viable y con futuro. La inyección de capital la propondrá el nuevo equipo de gestión".

Las preferentes: "Intentaremos buscar una salida lo más adecuada posible. Nunca se tenían que haber colocado entre el pequeño ahorrador. Se colocaron a los pequeños ahorradores cuando los institucionales dejaron de comprarlas. El equipo de gestión nuevo sabe que hay que buscar una solución adecuada. Se deberían limitar absolutamente su comercialización. Que sólo se permita la venta a los ahorradores particulares si existe un tramo institucional que fije las condiciones. También de esto se aprende. Habrá un cambio de normativa que fije la máxima información sobre los riesgos de los productos".

La obra social: "Con la conversión de preferentes en acciones, tendremos que ver cómo queda la participación de las cajas en BFA. Si se han generado pérdidas, habrá que sumar la valoración de BFA más las preferentes convertidas en capital y se va a producir una deducción importante de la participación de las cajas de ahorros. El Gobierno está en contacto para que la obra social se vea lo menos afectada posible".

Sistema financiero: "Los 84.000 millones de provisiones que necesita todo el sistema financiero son contra la cuenta de resultados. El Estado sólo inyectará dinero cuando como consecuencia de esas pérdidas, se coman el capital y sea necesario inyectar nuevo capital. La mayoría de las actuaciones van contra la cuenta de resultados. La inyección de capital no va a ser excesivamente elevada. La percepción de la realidad del sistema bancario es mucho peor que la realidad".