El PP ve abiertas "todas las posibilidades" para la reforma de la Sanidad

Después de que De Guindos haya revelado que ésa será la próxima reforma del Gobierno, el responsable del ramo en el PP dice que se "puede tocar todo".

lm/agencias | 2012-04-07

La financiación de la Sanidad vuelve a estar en el centro del debate político semanas después de que se pusiera encima de la mesa la posibilidad de un copago farmacéutico ante los apuros de las autonomías. Después de que Luis de Guindos avanzara una reforma en el diario alemán Frankfurter Allgemeine, el responsable de Sanidad y Asuntos Sociales del PP, José Ignacio Echániz, ha insistido en que hacen falta cambios.

En declaraciones a Efe, Echániz ha asegurado que el sistema sanitario está en "situación de riesgo vital grave" por culpa de la gestión del Gobierno socialista y tiene que "pasar un buen tiempo en la UCI para poder estar en pleno estado de salud".

El también consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha ha culpado al exvicepresidente del Gobierno Alfredo Pérez Rubalcaba de ser "el virus causante de la infección" que sufre la sanidad, que se encuentra "en parada cardiorrespiratoria", con una deuda que alcanza los 15.000 millones de euros.

Según Echániz, la sanidad no sólo tiene problemas económicos sino también de cohesión, ya que los socialistas han permitido a las comunidades autónomas realizar políticas sanitarias "dispersas y centrífugas, que han generado problemas graves de cohesión".

"Si queremos que la sanidad siga siendo la joya de la corona de nuestro país se tienen que abordar esas reformas", que "pueden tocar todo", ha señalado el representante del PP.

Para mejorar la financiación, Echániz ha señalado que no solo se tiene que hacer por la vía de aumentar los ingresos, sino también por la organización de los propios servicios a través, por ejemplo, del establecimiento de una cartera única de prestaciones para todo el Estado.

A su juicio, "en este momento, todas las posibilidades están encima de la mesa", y las reformas se deberán consensuar con las comunidades autónomas a través de un Pacto de Estado.

No descarta el copago

"La principal virtud de este momento es intentar buscar soluciones consensuadas a estos problemas", ha dicho el responsable de Sanidad del PP, quien ha explicado que "cada uno pondrá la suya encima de la mesa y entre todos buscaremos la más oportuna, responsable e inteligente".

Respecto a si entre las posibilidades que se barajan está el copago, Echániz ha dicho no saber "qué tiene la ministra en estos momentos en la cabeza, pero hay comunidades autónomas que ya lo han puesto en marcha, como Cataluña". "Lo importante es que todos nos pongamos de acuerdo sobre las reformas, independientemente de cuáles sean", ha insistido.

La "revolución" que prometió el PP

El PP ya anunció antes de ganar las elecciones su objetivo de reformar la Sanidad, sin entrar a mencionar asuntos espinosos como el copago sanitario o farmacéutico. Semanas antes de los comicios, la ahora ministra de Fomento, Ana Pastor, avanzó que su partido quería abordar una "reforma estructural" del sistema sanitario.

Su objetivo era alcanzar un pacto de Estado con partidos, sociedad y médicos para tapar el agujero de 15.000 millones de euros mejorando la eficiencia. Avanzó, además, una "revolución de los recursos humanos" y un rediseño de la atención primaria y hospitalaria. Afirmó que el ahorro no vendría de recortes, sino de mejoras en la distribución de los fondos.